Cibertertulia. Venezuela: Retos electorales en tiempos de COVID-19.

Venezuela: Retos electorales en tiempos de COVID-19.

¿Cuáles son los retos electorales que plantea el Covid-19 para Venezuela?, esa fue la interrogante que unió en una tertulia virtual a cuatro expertos venezolanos en el tema electoral: el politólogo y profesor universitario Héctor Briceño; el sociólogo y politólogo Juan Manuel Trak; el periodista especializado en temas electorales Eugenio Martínez y el politólogo y consultor Jesús Castellanos Vásquez.

Temas:

Los temas tratados en la cibertertulia fueron los siguientes: Diagnóstico del sistema electoral. Crisis política. Pandemia. Condiciones electorales mínimas. Condiciones sanitarias. Viabilidad de mecanismos alternativos de votación. Campaña electoral y distancia social. Observación electoral.

Dinámica:

La Cibertertulia planteó dos intervenciones por cada participante. Una intervención principal de 7 minutos, seguida de una segunda intervención de 3 minutos.

Primera parte:

Segunda parte:

La segunda intervención fue dirigida a establecer un diálogo entre los cotertulios: preguntar, refutar, reforzar ideas comentadas durante las cuatro intervenciones principales.

En esta segunda intervención también se respondieron preguntas recibidas a través del chat del canal de YouTube, presentadas por la moderadora.

Link:

https://www.youtube.com/watch?v=bYyDyoavHHI&feature=emb_err_woyt

Comparte

Sociedad civil hace un llamado al Comité de Postulaciones a reanudar actividades.

Ante la sentencia Nº 65 del Tribunal Supremo de Justicia, se agrava la crisis institucional.

Sociedad civil hace un llamado al Comité de Postulaciones a reanudar actividades. 

Voces de la sociedad civil expresaron su preocupación ante la suspensión de actividades electorales planteada por la pandemia y exhortaron al Comité de Postulaciones Electorales de la Asamblea Nacional a cumplir con urgencia las funciones emanadas de la Ley Orgánica del Poder Electoral y avanzar con el nombramiento de nuevos rectores que conformarán un Consejo Nacional Electoral que garantice mayores grados de equilibrio e imparcialidad, y que posibiliten también mayores niveles de confianza en el sufragio como herramienta de resolución de conflictos.

Sobre la sentencia Nº 65 del Tribunal Supremo de Justicia, de fecha 26 de mayo del 2020, la correspondencia expresa que no sólo agrava la crisis institucional, sino que plantea nuevos retos para lograr el pleno funcionamiento del parlamento y pone trabas a las incipientes posibilidades de acuerdos políticos que se habían iniciado con la conformación del Comité.  

A pesar de los obstáculos y desafíos presentados, desde la sociedad civil se instó a los miembros del Comité a mantener un espacio en la AN como el lugar para la discusión de un acuerdo político que permita avanzar en la solución de la compleja crisis venezolana. Un primer ejercicio está descrito en la convocatoria evaluación y selección de los candidatos que renovarán el Poder Electoral.

En el comunicado, voces de la sociedad civil resaltaron la importancia de la Asamblea Nacional como espacio natural para la discusión y cristalización de los acuerdos políticos requeridos por el país, por lo que, si bien deben preservarse todas las medidas sanitarias necesarias para evitar riesgos innecesarios, el país reclama el encuentro y debate entre las partes.

Adhesiones

Organizaciones:

  1. A.C. Radar de los Barrios
  2. Aquí Cabemos Todos
  3. Asociación Civil Saber es Poder-AsoSaber
  4. Baruta En Movimiento
  5. Caracas Ciudad Plural
  6. Centro de Justicia y Paz – Cepaz
  7. Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional
  8. Grupo Pensamiento Crítico
  9. Labo Ciudadano
  10. MOSBASE
  11. Movimiento Ciudadano Dale Letra
  12. Movimiento Popular Alternativo (MPA)
  13. Observatorio Electoral Venezolano (OEV)
  14. Observatorio Global de Comunicación y Democracia (OGCD)
  15. Oportunidad AC
  16. Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución
  17. Profesores Ucevistas por la Unidad de las Fuerzas Democráticas
  18. PROVEA
  19. Red de agricultores y semilleristas de papa y hortalizas Trujillo
  20. Red de Observación Electoral de Asamblea de Educación
  21. SINERGIA, red de organizaciones de sociedad civil
  22. Voluntariado Técnico Electoral (VOTE)
  23. Voto Joven

Individuales

  1. Alberto Lovera
  2. Alfredo Sardi.
  3. Alirio Rangel Diaz
  4. Alix M Garcia R
  5. Ana Elisa Osorio
  6. Ángel Zambrano
  7. Aquiles Salas
  8. Aura Rondon
  9. Carlos Medina
  10. Carlos Velásquez
  11. Carmen Irene Rivero Mendoza
  12. Carmen Gonzalez
  13. Corteza Agüero Rodríguez
  14. Deborah Van Berkel
  15. Dyan lares
  16. Edgardo Lander
  17. Eduardo Calderón
  18. Enrique Ochoa Antich
  19. Esteban Emilio Mosonyi
  20. Griselda Colina
  21. Gustavo Márquez
  22. Gustavo Márquez Marín
  23. Hector Navarro
  24. Ignacio Ávalos G.
  25. Jacqueline Richter
  26. Jesús Castellanos Vásquez
  27. Jesus Chuo Torrealba
  28. Jesús Ortiz Esteves
  29. Jesús Rafael González
  30. Jose G Cortez L
  31. José Gregorio Afonso Castilla
  32. Juan García Viloria
  33. Juan Luis Sosa
  34. Keta Stephany
  35. Luis Bravo Jáuregui
  36. Luis E. Lander
  37. Luis Marciales R. Profesor universitario UCV
  38. Luis Mogollón S.
  39. Luz Peinado
  40. Manuel Isidro Molina
  41. Margarita López Maya
  42. María Auxiliadora Rondón M
  43. María Eugenia Hernandez
  44. María Gabriela Mata Carnevali
  45. Mariela Ramírez, activista social
  46. Michel Ugueto
  47. Negal Morales
  48. Oly Millán Campos
  49. Oneida Ortiz Zambrano
  50. Orlando Peña Guerra
  51. Orlando Zabaleta
  52. Oswaldo Luna
  53. Pablo Zambrano
  54. Pedro Delgado
  55. Ramon Guillermo Aveledo
  56. Ramón Rosales
  57. Ricardo Rios AP
  58. Roberto López
  59. Rocío San Miguel
  60. Santiago Arconada
  61. Tomás Montilla
  62. Victor Márquez Corao
  63. Víctor Rago Albujas
  64. Wanda Cedeño
  65. Yadira García

Leer la carta pública

Comparte

El campo democrático debe volver a ser una esperanza creíble

El campo democrático debe volver a ser una esperanza creíble

1) La pandemia ha agravado la Emergencia Humanitaria Compleja preexistente: El extremo desabastecimiento del suministro de gasolina, la cada vez mayor dificultad en el acceso de la población a alimentos y medicinas, la destrucción de la capacidad de suministrar agua potable a los hogares y el deterioro acelerado del ya deficiente servicio de energía eléctrica y el agotamiento de medios de vida en millones de familias, son dinámicas ANTERIORES a la aparición del Covid-19, que hoy se ven agravadas por la pandemia y que revelan ampliamente las responsabilidades de quienes ejercen el control del poder público en el colapso de las instituciones y capacidades del país para garantizar el acceso a esos bienes y servicios.

2) Para Miraflores mantenerse indefinida e ilegalmente en el poder está por encima del bienestar de los venezolanos: Ante la caída del ingreso petrolero, la cuestionada legitimidad política, así como el acentuado deterioro de conductas institucionales y la indiferencia ante el sufrimiento de la población, el gobierno de facto de Maduro se ha centrado en conservar el poder mediante la represión, abandonando las obligaciones del Estado de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos para toda la población, sin discriminación. Para los venezolanos el aparato estatal es hoy una fuente de amenazas y no un instrumento para su bienestar, con la fortaleza y la capacidad operativa y técnica para enfrentar la pandemia del coronavirus y nuestra emergencia humanitaria previa

3) Desde las más altas esferas del gobierno de facto se han obstaculizado todos los caminos para la solución constitucional, pacífica y ciudadana del conflicto: Este colapso funcional, social y político del régimen se convierte en la desestructuración del Estado y de la sociedad porque desde el poder han sido cerradas las vías normales que en una sociedad democrática operan para la resolución constitucional y pacífica de los conflictos. Con la imposición inconstitucional de una Asamblea Nacional Constituyente, la realización de elecciones presidenciales fraudulentas en mayo de 2018, desconocidas por muchos dentro y fuera del país e impugnadas incluso por algunos de los que en ella participaron, con el uso partidista del aparato de administración de justicia, de la Fuerza Armada Nacional (FAN), de los cuerpos de seguridad del Estado, y del árbitro electoral, la alternabilidad en el poder ha desaparecido, y con ella la posibilidad de que los venezolanos podamos elegir pacíficamente autoridades capaces de enfrentar la Emergencia Humanitaria Compleja agravada por la pandemia de Covid-19. 

4) Debido a sus errores, el gobierno interino presidido por el diputado Juan Gerardo Guaidó Márquez, presidente de la Asamblea Nacional, enfrenta hoy una dramática crisis política: A principios de 2019, cuando la crisis institucional llegó a su punto máximo con la proclamación como presidente de una persona como consecuencia de un fraude electoral, se produjo la posibilidad de lograr una salida negociada al conflicto venezolano. Sin embargo esa oportunidad fue desaprovechada, al promover una fórmula política («cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres») que se planteaba la salida de Nicolás Maduro del poder no como resultado de una estrategia pacífica, democrática y ciudadana, sino de promover la salida del gobierno por un supuesto «quiebre» en la FAN o un improbable hecho de fuerza decidido desde el extranjero, que va en contra de las prácticas democráticas.

5) El movimiento para regresar a la democracia debe actuar democráticamente. La crisis del gobierno interino presidido por Juan Guaidó se hizo evidente a partir de los sucesos relacionados con la llamada «Operación Gedeón», en los cuales estarían vinculados integrantes del gobierno interino («altos comisionados», «asesores» y «jefes del comité de estrategia») presuntamente implicados en conductas reñidas con la norma constitucional y los derechos humanos, y contrariando de forma inaceptable su responsabilidad de liderar el proceso de transición política al afirmar que “Todas las cartas están sobre la mesa, y debajo de la mesa también”.

Ante esta crítica situación, con un régimen colapsado, una oposición sin una estrategia clara que haga posible una transición pacífica, electoral y constitucional y la emergencia humanitaria escalando, quienes suscribimos este comunicado planteamos lo siguiente:

A) Al régimen de Maduro Moros:

A.1.: Dar pasos reales y concretos para hacer posible un Acuerdo Nacional Humanitario que permita enfrentar la pandemia (y la Emergencia Humanitaria Compleja pre-existente): liberar a todos los presos políticos, cesar la represión uniformada y paramilitar contra la legítima protesta social, respeto estricto al trabajo del gremio médico, el sector productivo, los periodistas y de los defensores de DDHH. 

A.2 Valorar los recientes estudios y proyecciones realizadas por la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales sobre lo que pudiera ser el comportamiento del COVID-19 y a partir de allí dar cuenta sobre los avances en los dos últimos meses en materia de ampliación de la capacidad de respuestas y evaluar las brechas de atención, frente al escenario más adverso. Cesar cualquier tipo de persecución y criminalización a la difusión de información técnica sobre el Covid-19.

A.3) Acatar todas las recomendaciones realizadas por la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los DDHH en sus distintas comparecencias orales y escritas ante el Consejo de DDHH. Brindar facilidades logísticas, operativas y de seguridad para el funcionamiento de las distintas agencias humanitarias de Naciones Unidas instaladas en el país, al igual que para las organizaciones no gubernamentales que asisten y protegen a poblaciones y comunidades a través de programas humanitarios. 

A.4) No utilizar la cuarentena como un mecanismo para limitar los derechos de las personas y cesar en la práctica de la criminalización de la protesta ciudadana. De igual forma, pedimos cesen las prácticas intimidatorias al ejercicio del periodismo. 

A.5) Conformar una AUTORIDAD INDEPENDIENTE integrada por expertos con los conocimientos médicos y científicos requeridos de acuerdo con estándares internacionales y recomendaciones de la OMS y la capacidad operativa para dirigir la lucha de la sociedad venezolana contra la pandemia y coordinar los esfuerzos de los diferentes sectores del país para diseñar la mejor respuesta posible tanto a la epidemia como a sus efectos futuros en materia económica y social. 

A.6) Integrar EQUIPOS DE ATENCIÓN A LA CRISIS, con las mismas características de la Autoridad independiente contra la pandemia, para que operen en las siguientes cuatro dimensiones de la crisis: Gasolina, Agua Potable, Electricidad y Acceso a los Alimentos. 

B) Al gobierno interino presidido por Juan Guaidó: 

B.1) Hacer pública rectificación de la ambigüedad en que se ha incurrido, reiterando sin titubeos que la vía para lograr el cambio no es violenta sino pacífica, constitucional y democrática. Además que toda lucha, en la calle y en cualquier escenario de negociación política, está orientada a lograr la restitución de los derechos de participación política y electoral de todos los venezolanos, para que sea el pueblo quien decida su destino en elecciones auténticamente libres.

B.2) Promover dentro de la Asamblea Nacional la realización de una investigación institucional sobre la «Operación Gedeón», que permita esclarecer quiénes fueron sus operadores, procedencia de los fondos y condiciones del supuesto contrato, sobre la cual al menos uno de los asesores del gobierno interino admitió la contratación de mercenarios, entre varios de los muchos aspectos contrarios a la constitución y a normas internacionales. 

B.3) Separar completamente la actuación de la Asamblea Nacional como poder público de las actuaciones de las organizaciones partidistas que integran la oposición venezolana. La ausencia de institucionalidad en la dirección partidista de la oposición no puede seguir siendo «resuelta» erosionando la institucionalidad republicana. Así como es antidemocrático que el PSUV sea la única fuerza en el Poder Ejecutivo, es absolutamente inaceptable que el G4 haga lo mismo con el Legislativo. 

B.4) En atención al criterio anterior, sugerimos enfáticamente a Juan Guaidó y a las direcciones partidistas de la oposición reconstruir la Alianza Democratizadora, dotándola de los mecanismos institucionales (pesos y contrapesos, controles internos y externos) que permita dar una discusión seria, amplia y profunda y llevar a cabo una positiva rectificación en la política del campo democrático. Para que el movimiento de retorno a la democracia sea una esperanza creíble en esta hora oscura debe tener una dirección colectiva, capaz de discutir y elaborar una estrategia inclusiva y exitosa, que pueda ser transmitida al país y el mundo mediante una vocería coherente. 

C) A ambos, régimen de Maduro Moros y gobierno interino: 

Les sugerimos enfáticamente la reactivación de un mecanismo creíble, equilibrado, inclusivo, con metas realizables y facilitado por mediadores reconocidos para la búsqueda de soluciones reales y concertadas a la crisis venezolana. por difícil que sea el esfuerzo de la negociación política, siempre será preferible a la repudiable decisión de contratar mercenarios o el uso de fuerzas especiales rusas dentro del país. Los venezolanos de todos los colores políticos estamos cansados de estas prácticas, que cuestan vidas y aumenta el sufrimiento de las mayorías, sin aportar soluciones sostenibles a una crisis política, social y económica insostenible que continuará profundizándose si no se ponen los intereses del país por encima de las apetencias individuales. Por tanto, les exigimos reanudar el mecanismo de Oslo como herramienta para encontrar vías que permitan superar la profunda crisis política en Venezuela y el retorno a la plena vigencia de la Constitución, bajo la consigna de la permanencia sin suspensión de los diálogos hasta encontrar soluciones y del respeto sin deshumanizar y criminalizar al adversario 

Las organizaciones de la sociedad civil continuaremos trabajando para lograr que la esperanza de toda la población logre transformarse en cambios reales de una situación que actualmente compromete la sobrevivencia, la libertad y seguridad de la gran mayoría. 

Suscriben el comunicado:

Organizaciones:

  1. A.C. Anzoátegui Sin Sida
  2. A.C. Brisas Orinoco
  3. A.C. MÉDICOS UNIDOS DE VENEZUELA
  4. A.C. Phynatura
  5. A.C. Radar de los Barrios
  6. Acceso A La Justicia
  7. Acción Solidaria
  8. Asociación Civil Mujeres en Línea
  9. Asociación Civil Saber es Poder-AsoSaber
  10. Asociación Venezolana para la hemofilia
  11. Atraem
  12. Aula Abierta
  13. Baruta En Movimiento
  14. Caleidoscopio Humano
  15.  Catedra de DDHH de la UCLA
  16. Centro de Acción y Defensa por los Derechos Humanos – Cadef
  17. Centro de Animación Juvenil
  18. Centro para la Paz y los Derechos Humanos UCV
  19. Cepaz – Centro de Justicia y Paz
  20. Ciudadanía con Compromiso A.C.
  21. Civilis Derechos Humanos
  22. Clima21 – Ambiente y Derechos Humanos
  23. Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía CODEHCIU
  24. Comunidad en Movimiento A.C.
  25. Conciencia Ciudadana A.C.
  26. Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional
  27. Convite AC
  28. Crea País
  29. Equipo de Proyectos y Asesoría Social (Edepa)
  30. FUNCAMAMA
  31. Fundación Aguaclara
  32. Fundación Ambientalista de Caricuao
  33. Fundación Centro Gumilla
  34. Fundación de Derechos Humanos de Los Llanos (Fundehullan)
  35. Fundación Especialmente Amigos
  36. Fundación La Gran Victoria
  37. Fundación Fototeca de Barquisimeto
  38. Fundapmotriz
  39. Geografía Viva
  40. Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin)
  41. Instituto Mead de Venezuela A.C.
  42. Labo Ciudadano
  43. Laboratorio de Paz
  44. La Guarura.org
  45. Monitor Social AC
  46. Movimiento Ciudadano Dale Letra
  47. Movimiento de Sindicatos de Base (Mosbase)
  48. Observatorio de Derechos Humanos de la ULA
  49. Observatorio Electoral Venezolano (OEV)
  50. Observatorio Global de Comunicación y Democracia
  51. Observatorio Venezolano de Prisiones
  52. Organización Comunitaria Fe, Alegría y Paz
  53. Organización Comunitaria Brisas Orinoco
  54. Organización Comunitaria Libertador
  55. Organización Comunitaria El Junquito y su Gente
  56. Organización Comunitaria Esperanza Punceres
  57. Organización Comunitaria Solidario Punceres
  58. Organización Humanitaria Las Vírgenes
  59. Organización Humanitaria Zona 10
  60. Organización Natural Bio Conservation A.C.
  61. Positivos en Colectivo
  62. PROMEDEHUM
  63. Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea)
  64. Proyecta Ciudadanía A.C.
  65. Red de Defensores de Derechos Humanos del estado Cojedes (REDEFENCO)
  66. Red de Organizaciones Ambientales de Venezuela (ARA)
  67. Revista Sic Centro Gumilla
  68. Semillero Humano A.C. Stop VIH
  69. Una Ventana a la Libertad
  70. UNICRISTIANA de Venezuela
  71. Unión Vecinal para la Participación Ciudadana A.C.
  72. Universitas Fundación / Proyecto Roscio
  73. WOLA (Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos)

Individualidades

  1. Abilio López
  2. Adrian Torres Marcano, Profesor UCV Alba Purroy
  3. Anndy Nieves, abogado Angel Zambrano Cobo Anais López
  4. Ángel Zambrano Cobo Antonia Luque Alfredo Padilla
  5. Beatriz Marín Bolívar Carlos Guerra García Carlos Vielma
  6. Carmen González coronel, abogada/docente/ activista social Carmen Piemonti
  7. Carmen Sosa Cesar Vásquez
  8. Claudia E. Requejo
  9. Claudia Nikken, profesora universitaria David Smilde
  10. Ennio Ortiz Enrique Sierra Elismenia Blanco Esteban Dido Euglis Palma Evelyn Martínez
  11. Francisco Martínez G, expresidente Fedecámaras Flavia Pesci Feltri, profesora UCV
  12. Gabriela Buada Blondell Gilianys Quintero Requejo Guillermo Tell Aveledo Hector Vizcaya
  13. Hernán Zamora Rapale
  14. Ignacio Avalos, profesor universitario Inés Quintero, historiadora
  15. Irene Petkoff Iris Palma Irving Rivas
  16. Isabella Picón – activista Labo Ciudadano Jairo García Méndez, abogado
  17. Jesús “Chuo” Torrealba, periodista y activista social José Rafael Peña Farías, activista social
  18. José G. González Juan Luis Sosa Juan Escobar
  19. Keymer Ávila, Investigador de la UCV Laura Louza, abogada
  20. Leonardo Carvajal, investigador universitario Lexys Rendón, activista DDHH
  21. Lissette González, socióloga Luis E. Lander
  22. Luisa Rodríguez Táriba Luis Francisco Cabezas Luis Parada
  23. Luis R. Jiménez P. Manuel Albino Manuel Mir Manuel Zapata
  24. María Auxiliadora Mejías María E. Escobar
  25. María Piña
  26. Margarita López Maya, historiadora Mariela Ramírez, activista social.
  27. Mario D’Andrea Maritere Alvarado Marelis Alayon Mibelis Acevedo Donís
  28. Mildred Chacón Mileida Ramírez Mirna Santoyo
  29. Nelson Freitez Amaro, profesor universitario Nelson Garrido, fotógrafo
  30. Nelson Landaez Nuris Orihuela Omaira García Olga Pacheco
  31. Oscar Murillo, periodista y profesor universitario Rafael G. Curvelo E.
  32. Rafael Uzcátegui, sociólogo Rigoberto Lobo
  33. Rocío San Miguel
  34. Rodolfo A. Rico, periodista Ronal D. Santil
  35. Rosimar Sosa
  36. Simón Gómez Guaimara- Profesor de Derecho Internacional Soraida Pacheco
  37. Tibisay Bolívar Trinidad M. Palma Valeska Martínez P. Yurizahima Quintana
  38. William Requejo Orobio
Comparte

Antes que el virus, la confianza.

Antes que el virus, la confianza.

Escrito por: Tarek Yorde.

“Lo más valioso de un Pueblo es la Confianza, sin confianza no habrá orden, ni armonía”.

Confucio

“Mantener la confianza pública es crucial para la solidaridad social, para la relación de las sociedades entre sí y para la paz y la estabilidad internacionales”.

Henry Kissinger.

La crisis más severa que sufrimos los venezolanos no es la del agua, inseguridad, electricidad, ni la gasolina, ni la hiperinflación, tampoco lo es el coronavirus Covid-19.

Lo que más daño le ha causado al país es la destrucción de la Confianza en sus gobernantes, instituciones de Justicia, su economía y peor aún entre los mismos ciudadanos. Hoy el país es un “todos contra todos”.

Venezuela sufre una epidemia mucho más peligrosa para el futuro de la nación y la existencia de la República. Y es el descrédito y la desconfianza absoluta ante todo lo que hace o dice el Gobierno que, más allá de su ideología y la afinidad que el ciudadano pueda o no tener frente al color del partido gobernante, es el responsable de la vida nacional.

El país ha sido destruido en sus bases morales. Porque cuando se pierde la Confianza ante la Autoridad, el ciudadano cae en el terreno del “sálvese quien pueda” y se percibe a sí mismo como desnudo, abandonado a su suerte, sin poder contar con un Estado capaz de proveerle los servicios básicos para la vida: agua, alimentos, medicina, seguridad física, electricidad y movilidad.

Es mínimo el porcentaje de venezolanos que confía en la vocería oficial del Gobierno Nacional encarnada en el presidente Maduro, los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez y en Diosdado Cabello, que ni siquiera tiene un cargo real en el Poder Ejecutivo.  Algo similar sucede en la orilla opositora, muchos voceros, muchas promesas, pocos resultados.

Entonces… ¿Cómo asumir una conducción confiable de la crisis de salud cuando los principales voceros del Gobierno han secuestrado y politizado todos los aspectos de la vida nacional queriendo controlarlo todo, generando mil problemas por su ineficiencia o corrupción, siempre rechazando ser responsables por los malos resultados, siempre en rol de víctimas?

La República está herida de muerte y bajo grandes amenazas. Y a medida que vayan incrementándose los números de la epidemia en enfermos y decesos, así mismo se irá incrementando el miedo, la desconfianza, la violencia y el caos en una población que tiene años viviendo bajo el acecho de la pobreza, la inseguridad, el hambre, la precariedad en los servicios y la impotencia de ver a sus gobernantes delirando guerras imperiales cuando no son capaces de proveer gasolina en un país petrolero.

Es hora de hacer una tregua en la diatriba Gobierno – Oposición. Al menos un “alto al fuego verbal” por tres meses para crear un espacio de confianza ciudadana en la conducción de la epidemia. Ese espacio debe ser constituido por voceros médicos, con credibilidad y claridad para dar indicaciones y estadísticas que permitan a los ciudadanos reconstruir su confianza. Al menos, en este tema de salud pública.

El primer paso para una lucha consistente frente al Coronavirus Covid-19 es crear rápidamente y por decreto de emergencia un Consejo Médico Nacional con una vocería oficial distinta a Maduro, los Rodríguez y Diosdado.

Que la vocería del Consejo Médico Nacional sea conducida por un grupo integrado por tres o cuatro médicos, no más, provenientes del sector público, académico y privado, con apoyo y reconocimiento del Ministerio de Salud, la Cruz Roja y la Organización Panamericana de la Salud. Esa sería la primera acción para poder dirigir al Pueblo Venezolano, convincente y coherentemente, frente a esta gran amenaza nacional. Una Vocería Mancomunada, más allá de las estridencias y divergencias político-partidistas, que sea responsable por centralizar las estadísticas y recomendaciones.

Si Maduro y el Gobierno Nacional realmente quieren salvar la vida de miles de venezolanos deben dar una pequeña muestra de responsabilidad histórica y humildad.  El principal compromiso del Gobierno Nacional es cambiar su vocería de la epidemia para recuperar la Confianza y la Credibilidad, que es lo primero que debe tener un paciente frente a su médico.

Por parte de la Oposición el reto está en controlar a sus múltiples voceros. Todos deberán avalar y respetar, al menos durante la tregua, a los voceros del Consejo Médico Nacional. Incluso puede y debe haber reuniones en los cuales los miembros de este Consejo aporten datos reales de la situación ante el Gobierno Nacional y la Asamblea Nacional presidida por Guaidó.

Una vez más. Frente a una crisis de estas dimensiones. Lo primero es tener un liderazgo confiable. Y eso no existe en este momento. Ni por cadenas presidenciales ni por bandas militares. Venezuela está urgida de Confianza. Por favor, Maduro y Guaidó, controlen a sus cabezas parlantes. Creen el Consejo Médico Nacional y denle a ese ente la credibilidad y seriedad que la crisis exige. Para que la gente pueda votar y pagar impuestos primero tiene que estar viva.

Comparte

El derecho a comunicación y la libertad de información son tan necesarios como el agua y el jabón para protegernos de la pandemia

ComunicadoDerechoInformacion

Pronunciamiento conjunto promovido por la Universidad Central de Venezuela, el Instituto de Investigaciones de la Comunicación de la UCV y el Observatorio Global de Comunicación y Democracia.

En momentos en los que Venezuela y la humanidad entera están afectados por la pandemia COVID-19, las instituciones, organizaciones no gubernamentales y ciudadanos que suscribimos este pronunciamiento, expresamos la importancia categórica del derecho a la comunicación y la libertad de información como derechos inalienables de todos los ciudadanos.

Es indispensable que toda la población cuente con la información precisa, oportuna, adecuada, libre y plural que propicie tomar las acciones de protección y prevención necesarias, tal como lo garantizan el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948); el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos (1978); el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966); y el Art. 58 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

Tanto la Carta Magna como la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, establecen en sus artículos 337 y 7, las obligaciones que tiene el Estado venezolano de preservar el derecho a la información aún en casos de declaración de Estados de Excepción. La contingencia que vive el país por la pandemia COVID-19, impone que se respete este derecho a fin de garantizar que los ciudadanos cuenten con insumos informativos suficientes para tomar las decisiones de prevención frente a la propagación del virus.

Es importante que sean las autoridades venezolanas con competencia técnica y científica en materia de salud, quienes ofrezcan información completa y oportuna sobre la situación del COVID-19, a través de mensajes institucionales no politizados, de alta calidad informativa, orientados a restaurar la confianza de la población. Asimismo, recordamos la obligación en que están los gobiernos regionales y locales, el personal de salud y  las organizaciones e instituciones públicas y privadas vinculadas al área, de realizar las acciones adecuadas para evitar la propagación del virus y garantizar, a todos los habitantes del país, el derecho a la vida.

De igual forma recordamos la obligación que tienen los Poderes Públicos de ofrecer información completa y precisa, sobre los recursos disponibles para enfrentar la pandemia que, en el caso de Venezuela, se agudiza por la Emergencia Humanitaria Compleja por la que atraviesa el país. Es de vital importancia conocer los alcances de las ayudas recibidas, los mecanismos de distribución y de contraloría transparente, los modos de acceso de la población a medicamentos y atención médica prioritaria, como una de las materias pendientes en el caso venezolano.

El Instituto Nacional de Higiene “Rafael Rangel”, centro de referencia nacional para el procesamiento y análisis de las muestras de casos sospechosos de COVID-19, debe informar de forma permanente y oportuna, al país y a la comunidad internacional;   y con datos basados en evidencias, acerca del número de muestras recibidas,  el número de casos positivos y negativos por regiones,  el número de fallecimientos,  de manera que las diversas instancias,  dependencias y grupos organizados concernidos adopten las medidas urgentes de prevención y control de la pandemia en cada localidad del país. Dicha información debe considerarse como un servicio público.

Es de vital importancia que las instituciones gubernamentales garanticen la seguridad y el trabajo de médicos, enfermeras y personal auxiliar de salud, de periodistas, fotógrafos, camarógrafos, de los defensores de derechos humanos, familiares y amigos de personas afectadas con el virus. Exigimos que cesen las amenazas, el hostigamiento y las detenciones arbitrarias ocurridas en los últimos días en el país a mano de los cuerpos de seguridad del Estado.

En Venezuela debe prevalecer imperativamente, el Derecho a la Vida, el respeto por las libertades de comunicar, informar y opinar, la garantía de acceso a las fuentes oficiales y a la información confiable, así como la incorporación de datos verificados y actualizados, de todos los actores involucrados en el problema.

Quienes suscribimos este comunicado, conscientes de la importancia vital de la información y la comunicación en situaciones como las que vive hoy la humanidad, conscientes además del atraso tecnológico y las deficiencias de todo el sistema de telecomunicaciones de Venezuela, instamos a las instituciones públicas y a las empresas privadas a adoptar las medidas necesarias,  a fin de garantizar a los ciudadanía el acceso universal e igualitario a los servicios de internet y de telefonía de calidad,  en tanto que garantías de acceso pleno a los Derechos Digitales de la población.

En Caracas a los 10 días del mes de abril de 2020.

  • Morella Alvarado Miquilena. Directora ININCO UCV
  • Elizabeth Safar. Ex Directora ININCO UCV
  • Óscar Lucien. Ex Director ININCO UCV
  • Carlos Guzmán. Investigador activo y ex director ININCO UCV
  • Gustavo Hernández. Ex Director del ININCO y actual director del CIC-UCAB.
  • María Fernanda Madriz. Investigadora activa ININCO UCV
  • Luisa Torrealba Mesa. Investigadora activa ININCO UCV
  • Erick García. Investigador ININCO UCV
  • Griselda Colina. Investigadora Asociada ININCO UCV

Suscriben:

  1. A C. Radar de los Barrios
  2. A.C. Expresion Libre
  3. Acción Solidaria
  4. ACCSI Acción Ciudadana Contra el SIDA
  5. Asociación Civil Medianálisis
  6. Asociación de Periodistas Venezolanos en el Extranjero (Apevex)
  7. Caleidoscopio Humano
  8. CDCH UCV e Instituto de Biomedicina, Medicina UCV
  9. Centro para la paz y los derechos humanos de la UCV
  10. Civilis Derechos Humanos
  11. COFAVIC
  12. Colegio de Locutores del Edo. Portuguesa
  13. Colegio Nacional de Periodistas Seccional Distrito Capital ,Caracas
  14. Colegio Nacional de Periodistas. Junta directiva nacional
  15. Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional
  16. Diarioelvistazo.com
  17. Dirección del Programa de Comunicación Social de la Universidad Católica Cecilio Acosta
  18. EL CARUPANERO DIGITAL
  19. Escuela de Comunicación Social UCV
  20. Expresión Libre
  21. Facultad de Humanidades. UCV
  22. Fundacion Aguaclara
  23. Fundación CELTA
  24. Fundación Centro Gumilla
  25. Fundación Lucelia
  26. Fundación Prodefensa del Derecho a la Educación y la Niñez
  27. Fundamujer
  28. Fundesmu
  29. Instituto de Geografia FHE UCV
  30. Invecom UCV
  31. IUTA
  32. Labo Ciudadano
  33. Laboratorio de Paz
  34. Médicos Unidos Venezuela
  35. Movimiento Ciudadano Dale letra
  36. Observatorio Venezolano de Fake News
  37. Organización StopVIH
  38. Periodista en Carabobo
  39. Personal
  40. Profesores Ucevistas por la Unidad de las Fuerzas Democráticas
  41. PROVEA
  42. Radio Musikero
  43. Radio Onda 105.1
  44. Sec Gral CNP seccional Ciudad Guayana
  45. UCV,Escuela de Bibliotecología/APIU
  46. Una Ventana a la Libertad
  47. UNESR

Adscripciones personales:

  1. Acianela Montes de Oca. Periodista
  2. Adalberto Castellanos
  3. Alejandro Terenzani UCV
  4. Alicia Aguilar, periodista
  5. Amira Muci
  6. Ana carolina arias
  7. Anamaria González Oxford
  8. Andrés Rojas Jiménez
  9. Ángel Zambrano Cobo
  10. Anibal Pedrique.Consejero estudiantil (p) – Facultad de Humanidades y Educación UCV.
  11. Aurimer Josefina Meza
  12. Belkis Aguirre
  13. Carlos Castillo
  14. Carlos Molina Graterol. Profesor UCV
  15. Carlos Nieto Palma
  16. Carlos Roa Viana, periodista
  17. Carmen Añez
  18. Carol Carrero Marrero
  19. Cecilia Rodriguez
  20. César Batiz, periodista
  21. Cesar Saavedra
  22. Daniel Sanchez M.
  23. Daniela Martucci
  24. Déborah Van Berkel
  25. Deny Pirela
  26. Dickson Segovia
  27. Edgar Cárdenas
  28. Edgar López, periodista
  29. Eduardo Caballero Ardila
  30. Elizabeth Piña , UCV
  31. Elizabeth Wright Lascurain
  32. Elsy Manzanares
  33. Elvis Rafael Rodríguez Carmona
  34. Emilio Quintero
  35. Enrique Silva
  36. Eva Maritza Riera Leal
  37. Faitha Nahmens Larrazabal
  38. Felipe González Roa.Periodista. Profesor universitario
  39. Felix J. Tapia
  40. Florencia Tovar
  41. Freddy Morillo B
  42. Freddy Muñoz-Aguiar
  43. Gabriela Buada Blondell. Periodista, profesora universitaria y defensora de DDHH
  44. Grecia Almeida
  45. Gregoria Diaz
  46. Gregorio Salazar
  47. Gustavo Márquez – UCV
  48. Gustavo Márquez Marín, Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución
  49. Hermanlyg Rios
  50. Hlayaly valera
  51. Holy Castillo
  52. Ignacio Martinez Valladares
  53. Iria Puyosa / Universidad Central de Venezuela
  54. Isabel Gonzalez
  55. Isabella Picón, activista @labociudadano
  56. Ivonne Andara Berrios. CNP
  57. Javier Samuel Paredes, Periodista, profesor UCAB
  58. Jeiv Vicente Gómez Marín, medico especialista en obstetricia y ginecología, medicina materno fetal, profesor UCV
  59. Jenny Muñoz Coronado periodista
  60. Jesús Agustín Hernández Guzman
  61. Jesús Chúo Torrealba, periodista
  62. Jhonatan Rodríguez
  63. Johan Rodríguez Perozo
  64. José Ángel Cuadra R., Comunicador Social UCAB.
  65. José Domingo Blanco Estrada
  66. José Gregorio Afonso Castilla. UCV
  67. Karenia Cordova S
  68. Leda Piñero
  69. Leonidas Morillo
  70. Liduzka Derett, Lic Comunicación Social, instructor Fotografía escuela de Comunicación Social, UCV.
  71. Liliana Ortega
  72. LisethLote Moreno
  73. Liuyenkis Mejías,UCV
  74. Llubinka Laaser
  75. Luis Vasquez
  76. Luis Zambrano
  77. Ma. Pilar Puig
  78. Magaly Ramírez
  79. Manuel Zapata. Director Fundación Centro Gumilla
  80. Margarita Lampo
  81. María Eugenia Cisneros Araujo
  82. Maria Eugenia Grillet Marquez
  83. María Eugenia Martínez
  84. María Gabriela Colmenares España
  85. María Jesús Roca Prieto
  86. Mariangel Moro Colmenárez
  87. Mariangela Da Corte Guarepe
  88. Mariela Ramírez
  89. Mariela Torrealba UCV
  90. Marinela Hernández
  91. Marion Echenagucia
  92. Marisol Decarli
  93. Maruja Dagnino
  94. Mayte Navarro
  95. Milagros Montiel Roa
  96. Militza Perez Guevara
  97. Mireya Goldwasser
  98. Mireya Lozada. UCV
  99. Misle González
  100. Monica Jimenez UCAB
  101. Moraima Guanipa
  102. Nilsa Varela Vargas
  103. Norelkis Alicia Riera Romero
  104. Odell Lopez
  105. Oletta López José Félix
  106. Pedro José Rivas
  107. Pedro Ramírez
  108. Pia Revollo. Defensora de DDHH
  109. Rafael Godoy UCV. Profesor UCV
  110. Rafael Martínez Alviarez.CNP Distrito Capital
  111. Rafael Tovar
  112. Raúl Llovera Mayz
  113. Reinhard Dufresne
  114. Roberto Ruiz
  115. Rocio San Miguel. Defensora de DDHH
  116. Rosario Hernández
  117. Rosibel Torres
  118. Samuel J. Pérez Hermida, Profesor UCV
  119. Sergio Otero Castro prof. UCV
  120. Silvia Alegrett
  121. Tibisay Ascención Pino
  122. Tibisay, Romero
  123. Vanessa Moreno Losada
  124. Víctor Rago Albujas
  125. Vidal Rodríguez Lemoine
  126. Vidal RodriguezLemoine
  127. Vidal Saez ucv
  128. Yasmín Monsalve Reaño
  129. Yaya Andueza, periodista.
  130. Yelitza Linares. Periodista
  131. Yira Yoyotte
Comparte

Diálogo como vía para la superación de la crisis en Venezuela

Diálogo como vía para la superación de la crisis en Venezuela

La paralización de la negociación facilitada por el gobierno de Noruega y el reciente anuncio  de la firma de un llamado “Acuerdo Nacional» que no cuenta con la representatividad de la mayoría de los actores políticos y sociales del país, expresada sí, en una Asamblea Nacional, que alberga la diversidad de pensamientos y posturas políticas, de acuerdo con la voluntad manifestada por el pueblo de Venezuela en el año 2015,  nos conmina a hacer una declaración desde la Sociedad Civil.

La paralización de la negociación facilitada por el gobierno de Noruega y el reciente anuncio de la firma de un llamado “Acuerdo Nacional» que no cuenta con la representatividad de la mayoría de los actores políticos y sociales del país, expresada sí, en una Asamblea Nacional, que alberga la diversidad de pensamientos y posturas políticas, de acuerdo con la voluntad manifestada por el pueblo de Venezuela en el año 2015, nos conmina a hacer la siguiente declaración:

Los ciudadanos, organizaciones y movimientos sociales que suscribimos este pronunciamiento consideramos que un acuerdo pacífico y negociado es la vía para avanzar con pasos firmes y sostenibles hacia la solución de la grave crisis que atraviesa el país. Un acuerdo que tenga como marco el respeto a los derechos humanos y a las instituciones, y cuyo norte apunte al restablecimiento del sistema democrático que garantice la participación de la mayor cantidad de actores políticos y sociales para contar con la representatividad necesaria, incluyendo a la Asamblea Nacional; todo esto con el claro objetivo de llevar a cabo unas elecciones presidenciales libres, transparentes y auténticas que resuelvan la crisis de gobernabilidad que hoy enfrenta la nación.

Nuestro compromiso, trabajo y acciones se han enmarcado en la promoción y apoyo a una solución pacífica y negociada, dentro del marco constitucional y, que promueva el encuentro de la diversidad y pluralidad de actores políticos, sociales y económicos que están presentes en la Venezuela actual. La legitimidad y efectividad de las negociaciones, los acuerdos y el diálogo requiere de procesos plurales y transparentes en los que participen la diversidad y complejidad de actores que hacen vida en el país.

Instamos a todas las partes a trabajar de forma conjunta en la búsqueda de un Acuerdo Nacional Amplio que debe contar con el respaldo de la Asamblea Nacional; solo así podrá generar confianza y ofrecer soluciones creíbles a la crisis humanitaria que azota al país, en lugar de profundizar y prolongar el conflicto político. El parlamento nacional es la instancia que más de 14 millones de venezolanos escogieron como centro de debate y acuerdo en las elecciones del 2015.

Consideramos necesario que el mecanismo de negociación promovido por Noruega sea reactivado a la mayor brevedad posible, rediseñando su composición y funcionamiento con el fin de facilitar la inclusión de nuevos actores nacionales e internacionales que puedan fortalecer el proceso y que permitan la incorporación de propuestas de los distintos sectores de la sociedad : educadores, trabajadores, estudiantes, gremios, empresarios, comunidades indígenas, movimiento feminista, campesinos, organizaciones de la sociedad civil y comunidades entre otros.
Exhortamos a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional a la creación de una mesa de entendimiento nacional que pueda alimentar la dinámica del mecanismo de negociación y garantizar la inclusión de todos los actores políticos y sociales.

No hay viabilidad en el país sin un acuerdo político integral que incluya a todos: Venezuela necesita gobernabilidad, respeto a las instituciones y canales de participación para todos los sectores de la sociedad sin exclusiones de ningún grupo.

La prioridad debe ser el respeto a los derechos humanos y la solución de la Emergencia Humanitaria Compleja (EHC): ante la constatación de las violaciones a los derechos humanos en Venezuela y frente a una EHC que se agudiza día a día, reflejada en el informe de la oficina de la Alta Comisionada para las NNUU, los derechos de todos los venezolanos deben ser el norte que guíe las acciones que se presenten al país. Urge construir acuerdos que abran las puertas a la asistencia y protección de los venezolanos de manera inmediata, poniendo en primer lugar a la persona humana. Con ello, ganaría el país, se aliviaría la tensión social y se acercaría el tiempo político al tiempo social, abonando el terreno para la confianza entre las partes y la construcción de los acuerdos necesarios para sacar a Venezuela adelante.

En este sentido, un signo de confianza que puede mostrar el grupo en el poder, es acoger la reciente resolución del Consejo de DDHH, acordada el 27 de septiembre pasado, en la que se aprobó el establecimiento de una “Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos”, que investigue las violaciones de derechos humanos en el país, y que busca asegurar la “plena rendición de cuentas” y justicia para las víctimas en Venezuela.

Vemos positivamente el regreso del PSUV y sus aliados a la Asamblea Nacional, para cumplir con el mandato de sus representados. Es necesaria ahora la mayor voluntad política de todas las partes para lograr regularizar el funcionamiento del parlamento y garantizar el respeto a sus decisiones por el resto de los poderes públicos, para desde esta institución producir las transformaciones necesarias para recuperar la normalidad democrática y humana a la que aspiran todos los venezolanos. El espacio natural de DIÁLOGO entre las diversas fuerzas políticas de un país es el parlamento. La Asamblea Nacional, dada sus atribuciones constitucionales y su legitimidad derivada del voto popular, es la institución idónea para dirigir el proceso de transición democrática y, por tanto, debe garantizarse la libertad y garantía plena de los derechos políticos y civiles de los diputados y diputadas de dicha institución, así como su pleno funcionamiento de acuerdo al marco legal vigente. Igualmente valoramos positivamente la propuesta realizada por la Asamblea Nacional, en el mecanismo promovido por el reino de Noruega, para la conformación de un Consejo de Gobierno de Transición Plural, que asegure la participación de todos los sectores, dé respuesta inmediata a la severa crisis nacional y conduzca al país a la celebración de unas elecciones presidenciales libres cuyo resultado logre la gobernabilidad necesaria para dar soluciones a la grave crisis que atraviesa la nación.

La construcción de un proceso de negociación inclusivo con acompañamiento de la Comunidad Internacional que dé sostenibilidad a los acuerdos y permita reconstruir el tejido social entre los venezolanos es una tarea y una responsabilidad impostergable.

Caracas, 30 de septiembre de 2019.

Promueven:
Movimiento Ciudadano Dale Letra
Instituto Progresista
Baruta en Movimiento
AsoSaber
Labo Ciudadano
Provea
Convite A.C.
Fundación Centro Gumilla
Observatorio Global de Comunicación y Democracia
Alfa Ciudadana
VotoJoven
Sinergia Red Venezolana de OSC
Red de Activista Ciudadanos por los DDHH (Redac)
Caracas Ciudad Plural
Alianza Venezolana Por La Salud
GuaicayPuro Sociedad
Centro de Justicia y Paz (Cepaz)
Red Org. Baruta
Caleidoscopio Humano
Oportunidad A.C.

Suscriben:
Clima21 – Ambiente y Derechos Humanos
Civilis Derechos Humanos
Acción Solidaria
Catedra de Derechos Humanos de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado
Comité de DDHH para la Defensa de Pensionados, Jubilados, Adultos Mayores y Personas con Discapacidad
Centro de Acción y Defensa por los Derechos Humanos (CADEF)
Laboratorio de Paz
UCAB
Centro de Animación Juvenil
Foro Hatillano
Gobiérnatec
Una Ventana a la Libertad
Observatorio Electoral Venezolano (OEV)
Margarita López Maya
Aquí cabemos todos
Movimiento InnovaVenezuela
ONG No Permitas Malos Tratos
Organización Indígena Intercultural Wainjirawa
La Guarura.org
Plataforma por la Democraciay Derechos Humanos del Ecuador
A.C. Radar de los Barrios
Unicristiana de Venezuela
NUVIPA
Fundación Catia Posible
Frente Nacional de Mujeres FRENAMU
Orlando Zambrano AD
Fundación CIIDER
Proyecto 860
Milagros Urbano UCAB
Confianza UCV
Fundación CELTA

Hasta la fecha 6/10/19

Si desea suscribir el comunicado:
https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSet_ttqoB7Co2y4LCFQl7V_Bo3l5eZ_4yZj2KE1VWjPjmvBAQ/viewform

Comparte

Informe de la Alta Comisionada de la ONU sobre las Violaciones de DDHH en Venezuela

Un informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicado hoy insta al Gobierno de Venezuela a adoptar de inmediato medidas específicas para detener y remediar las graves vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales que se han documentado en el país.

El informe de la Oficina advierte que, si la situación no mejora, continuará el éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país, y empeorarán las condiciones de vida de quienes permanecen en él.

En el informe, que se elaboró a petición del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se afirma que en el último decenio –y especialmente desde 2016- el Gobierno venezolano y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”. Un conjunto de leyes, políticas y prácticas que ha reducido el ámbito democrático, ha desmontado el sistema de control institucional sobre el poder ejecutivo y ha permitido la reiteración de graves violaciones de derechos humanos. En el documento se destaca la repercusión de la profunda crisis económica, que ha privado a la población de los medios necesarios para satisfacer sus derechos fundamentales en materia de alimentación y cuidados médicos, entre otros.

El informe se basa en 558 entrevistas con víctimas y testigos de violaciones de derechos humanos y de la deteriorada situación económica, en Venezuela y otros ocho países, así como en otras fuentes, y abarca el periodo comprendido entre enero de 2018 y mayo de 2019.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, visitó el país del 19 al 21 de junio y sostuvo entrevistas con una amplia gama de figuras políticas, desde el Presidente Nicolás Maduro y otros altos funcionarios del gobierno, hasta el Presidente de la Asamblea Nacional, así como con miembros de la sociedad civil, empresarios, profesores y otros interesados, y también con víctimas y sus familiares. Tras la visita, un equipo de dos oficiales de la Oficina permaneció en el país, en el marco de un acuerdo que les permite prestar asesoramiento y asistencia técnica, y monitorear la situación de derechos humanos.

Informe completo de Michelle Bachelet sobre Venezuela

Representantes de la Sociedad Civil en el dialogo interactivo de Derechos Humanos de la ONU

Feliciano Reyna y Beatriz Borges, activistas por los Derechos Humanos en Venezuela y representante de las ONG Acción Solidaria y CEPAZ. Participaron el viernes 05 de junio en el debate que se llevó a cabo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra.

Como representantes de la sociedad civil, Reyna y Borges describieron como política de Estado la práctica sistemática de la represión, persecución, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, torturas y ejecuciones extrajudiciales contra quienes ejercen sus derechos ciudadanos. Solicitaron al Consejo de DDHH de la ONU designar una Comisión Internacional de Investigación para Venezuela, exhortar a los Estados a dar protección a los refugiados y acelerar una solución política en el país sumido en la peor crisis humanitaria de su historia.

Leer declaraciones completa de Feliciano Reyna

Leer declaraciones completa de Beatriz Borges

Comparte

Electoral Violation Patterns. Venezuela. 2016-2018

Patron de violaciones electorales

An important group of civil society organizations in Venezuelan has been monitoring the elections held in Venezuela since 2015. This has enabled record and document, rigorously, the existence of a pattern of systematic actions, exercised from state institutions, whose ultimate goal is to keep the regime in power through the weakening of the vote as a democratic instrument.

In this framework, the institutions of the Venezuelan state have been transformed into authorities at the service of the party and the ruling elite. Their objective, has been to promote distrust and abstention, on the one hand, and to coerce the voters, on the other, through mechanisms that make participation in electoral contests subject to maintenance or continuity of the social programs of the national government, on which the lives of many Venezuelans depend, especially those who are in conditions of greater vulnerability.

From the civil society, we recognize and appreciate the follow-up carried out by the multilateral organizations, as well as the call for the realization of free elections, that allow the peaceful and democratic outcome to the crisis that the country is going through. In this context, we consider it important that international actors interested in the revaluation of the vote in Venezuela know the current status of the electoral system, as well as the proposals generated by the national organizations to build and consolidate the electoral path as a key element for the peaceful solution to the conflict in Venezuela.

The work and documentation consigned in this document therefore point to the need to begin the process of construction of the electoral route, which includes an effective strategy of international technical assistance. This process must include both democratic political leadership and civil society experts, in order to ensure the implementation of genuinely free and democratic elections. We believe that, without the realization of elections, and the consequent recovering of institutions in the country, there is no way to overcome the crisis of governability in which Venezuela is embroiled.

The follow-up, actions and messages issued by the office of the UN High Commissioner for Human Rights, as well as the statements of the representatives of the International Contact Group and the spokespersons of different countries of the world, and the follow-up of all this process by multilateral organizations active in the promotion of the electoral route, constitute a unique opportunity to publicize the violations of political rights that occurred in Venezuela, which have been manifested mainly through three ways: 1) the process systematic violation of electoral guarantees; 2) the extreme weakening of political pluralism; and 3) the undermining of the vote as a peaceful mechanism for conflict resolution.

In order to contribute to this knowledge, we also set out below data and a series of documents prepared by various groups of civil society on the process of dismantling and disintegrating the system of electoral guarantees that has taken place in the country between 2016 and 2018 and that can be reviewed in the following link:

This process was followed, observed and monitored in a systematic and meticulous way by numerous organizations specialized in political-electoral issues in Venezuela, among which are Acceso a la Justicia, Centro de Justicia y Paz (Cepaz), Observatorio Electoral Venezolano, Observatorio Global de Comunicación y Democracia (OGCD), Red Electoral Ciudadana(REC), Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación, Transparencia Venezuela and Voto Joven.

To facilitate its reading, we have divided this material into five points:

I. Elections under the Socialism of the XXI Century (1999-2003)

II. Institutionalization of “El Ventajismo” (2004-2015)

III.  Breakdown of the electoral democracy (2016-2018)

IV. Proposals for the celebration of a free, fair and democratic election

V. Proposals for electoral reform

Comparte

Más de 120 ONGs exigen a la ONU una actuación coherente en la respuesta a la emergencia humanitaria en Venezuela

Logotipo UN

Más de 120 ONGs exigen a la ONU una actuación coherente en la respuesta a la emergencia humanitaria en Venezuela

Este miércoles 16 de enero de 2019, más de 120 ONGs instaron a la ONU a cumplir y hacer valer los mandatos de la Carta de las Naciones Unidas y de los tratados internacionales, actuando de manera coherente y apegada a los derechos humanos en la respuesta a la emergencia humanitaria en Venezuela. Asimismo, exigen separar el trabajo de la cooperación y la asistencia humanitaria de las
Naciones Unidas de las funciones y gestiones diplomáticas o políticas que realice el Coordinador Residente, y a actuar conforme al marco normativo del derecho internacional, a propósito de su presencia en la juramentación del Sr. Nicolás Maduro y en una reunión de trabajo transmitida por televisión de manera propagandística.

Los días 10 y 12 de enero el Coordinador Residente y representantes de las agencias del Sistema de las Naciones con sede en el país, asistieron a los actos de juramentación y a una reunión de trabajo para tratar planes y mecanismos de cooperación y asistencia humanitaria con el Sr. Nicolás Maduro. Ambos actos fueron televisados y promovidos para sumar apoyo político al nuevo período
presidencial del Sr. Maduro, cuya legitimidad se encuentra seriamente cuestionada a nivel nacional e internacional por no ser el resultado de elecciones libres, democráticas y justas.

De acuerdo con lo expuesto por las ONGs, la participación de representantes del Sistema de Naciones Unidas en los mencionados actos políticos no es indispensable para el trabajo de coordinación y operación de la asistencia y cooperación internacional. De esta manera se lesiona gravemente la confianza en la institución que representa y la credibilidad de la población venezolana
y de las víctimas de violaciones de derechos humanos.

La emergencia humanitaria compleja de gran escala en Venezuela cobra nuevas vidas diariamente y produce daños irreparables por las restricciones que ha impuesto el gobierno al negar el derecho de la población a la cooperación y la asistencia internacional en las dimensiones y alcances
requeridos.

Por su peso y liderazgo en las respuestas a las emergencias humanitarias complejas y las obligaciones que tienen todos sus funcionarios en los derechos humanos, el Sistema de Naciones Unidas tiene una responsabilidad esencial, ineludible, imperativa y urgente, para evitar que la asistencia y la cooperación requerida por la población sea supeditada a otros intereses ajenos a los derechos humanos y a los fines humanitarios. La manera en la que sea conducida esta respuesta
será determinante para la dignidad, la vida, la libertad y la integridad de los venezolanos.

Las ONGs instan al Coordinador Residente de las Naciones Unidas y a todas las agencias del Sistema de las Naciones a cumplir y hacer valer los mandatos de la Carta de las Naciones Unidas y de los tratados internacionales. La ONU y sus agencias no deben causar daño y actuar con la prudencia y diligencia debida para resguardar la protección de los derechos humanos; apegarse a
los principios de imparcialidad, neutralidad y fines humanitarios; y abstenerse de consentir o colaborar con el uso de mecanismos, procedimientos o prácticas discrecionales, coercitivas o discriminatorias, conforme al marco normativo del derecho internacional.

Asimismo, las ONGs exhortan al Coordinador y a las agencias del Sistema de Naciones Unidas a “separar el trabajo de la cooperación y la asistencia humanitaria de las Naciones Unidas de las funciones y gestiones diplomáticas o políticas que realice el Coordinador Residente, tomando en consideración las lecciones de experiencias negativas por el inadecuado comportamiento de
funcionarios de las agencias en emergencias complejas, incluyendo las ocurridas en Venezuela”, entre las cuales destacan la manipulación de cifras e informes y de visitas oficiales de representantes de Procedimientos Especiales de Naciones Unidas.

Por último, instan a garantizar que “las agencias calificadas y con mandato específico sean las que asuman el papel rector de la asistencia y la cooperación, y se instale el Mecanismo Humanitario de País para la coordinación de la ayuda, con amplia participación de todos los sectores de la sociedad venezolana y de todas las regiones del país”. Igualmente deben “recibir directa y libremente
denuncias y evidencias sobre la emergencia humanitaria y las violaciones de derechos humanos”, única forma para que la ayuda llegue de manera apropiada y efectiva, y garantizar su eficacia, “con independencia de si la información es políticamente sensible o afecta intereses de gobierno”.

Ver pronunciamiento completo EspañolEnglish

Comparte