Cibertertulia. Venezuela: Retos electorales en tiempos de COVID-19.

Venezuela: Retos electorales en tiempos de COVID-19.

¿Cuáles son los retos electorales que plantea el Covid-19 para Venezuela?, esa fue la interrogante que unió en una tertulia virtual a cuatro expertos venezolanos en el tema electoral: el politólogo y profesor universitario Héctor Briceño; el sociólogo y politólogo Juan Manuel Trak; el periodista especializado en temas electorales Eugenio Martínez y el politólogo y consultor Jesús Castellanos Vásquez.

Temas:

Los temas tratados en la cibertertulia fueron los siguientes: Diagnóstico del sistema electoral. Crisis política. Pandemia. Condiciones electorales mínimas. Condiciones sanitarias. Viabilidad de mecanismos alternativos de votación. Campaña electoral y distancia social. Observación electoral.

Dinámica:

La Cibertertulia planteó dos intervenciones por cada participante. Una intervención principal de 7 minutos, seguida de una segunda intervención de 3 minutos.

Primera parte:

Segunda parte:

La segunda intervención fue dirigida a establecer un diálogo entre los cotertulios: preguntar, refutar, reforzar ideas comentadas durante las cuatro intervenciones principales.

En esta segunda intervención también se respondieron preguntas recibidas a través del chat del canal de YouTube, presentadas por la moderadora.

Link:

https://www.youtube.com/watch?v=bYyDyoavHHI&feature=emb_err_woyt

El rol estratégico de la ONU en la recuperación de la democracia y la restitución de los derechos civiles y políticos en Venezuela

Informe Especial

El presente trabajo es producto de la alianza establecida entre el Observatorio Global de Comunicación y Democracia (OGCD), y el Centro de Justicia y Paz (Cepaz).

Desde el año 2015 el Centro de Justicia y Paz (Cepaz), organización venezolana comprometida con los valores democráticos y el ejercicio de participación política como derecho ciudadano, inició la realización de veedurías ciudadanas[1] con perspectiva de derechos humanos en los distintos eventos electorales, donde la “denuncia, documentación y divulgación” se escogió como metodología para monitorear el ejercicio de los derechos políticos en Venezuela.  Las iniciativas se han enfocado en la importancia de los derechos políticos como derechos humanos y la íntima relación que tiene su ejercicio en la vigencia de la democracia.

Del resultado de los distintos monitoreos y procesos de documentación, Cepaz, junto a organizaciones aliadas en la Red Electoral Ciudadana[2], han dejado registro de situaciones y actos que han constituido violación a los derechos humanos en el contexto de la celebración de elecciones en Venezuela, dejando sentado que en el país los derechos políticos son vulnerados, y que no sólo debemos referirnos a los derechos políticos, pues en ellos también se involucran el derecho a la libertad, la integridad, de expresión, información pública, veraz y transparente, y que hoy son socavados como consecuencia de la ruptura de la institucionalidad democrática de los poderes públicos, de los medios de comunicación y la continuada persecución política a quienes disienten del gobierno de facto.

Al referirnos a los derechos políticos en el sentido más amplio, estos no se circunscriben al ejercicio del voto, sino que hay una amplia gama de derechos y garantías que deben existir para que los derechos políticos se consoliden, y que se ejercen antes, durante  y después del evento electoral para que un proceso electoral pueda considerarse justo, libre y auténtico.

 ¿Cómo ha ocurrido este socavamiento de los derechos políticos en Venezuela?

Desde hace varios años ha habido un proceso de debilitamiento y socavamiento del derecho a elegir y la posibilidad de alternabilidad democrática en Venezuela.

Desde el año 2016 se evidenció la ruptura más tajante del sistema democrático en Venezuela, cuando, tras las elecciones parlamentarias del año 2015, en las que el voto popular escogió como representantes mayoritarios del Parlamento a representantes del liderazgo opositor, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) decidió disolver las competencias de la Asamblea Nacional (AN) electa por el pueblo, cumpliendo órdenes evidentes del Poder Ejecutivo, [3]. Vale destacar que este hecho fue precedido por la denuncia contra los diputados electos en el estado Amazonas y que limitó la actuación de la AN amparándose en la figura del “desacato”.

Ambas situaciones serían detonantes y marcaron la pauta de lo que pasaría en los años subsiguientes. En 2016, 2017 y 2018 los eventos y acciones en materia electoral dejaron de ser eventos para el cumplimiento de los derechos civiles y políticos de los venezolanos y se convirtieron en actos que evidenciaron el secuestro de los poderes públicos, con el claro propósito de bloquear el cambio político y la alternabilidad democrática en el poder y terminaron por sumergir al país en una profunda crisis institucional. [4]

En estas condiciones, las elecciones presidenciales celebradas el 20 de mayo de 2018 carecieron de toda legitimidad, por lo que el mandato presidencial que Nicolás Maduro inició en enero de 2019 fue rechazado por la comunidad nacional e internacional. Esto dejó al país en una grave crisis de gobernabilidad que aún hoy se mantiene.

Desde Cepaz y varias organizaciones civiles en Venezuela, documentamos el evento electoral y sus incidencias, detallando las condiciones que determinaron la ilegitimidad del proceso electoral, marcado por un patrón de violación de los derechos políticos de los venezolanos y el impedimento de ejercer otros derechos inminentes a la democracia, por lo que dichas elecciones no pueden considerarse auténticas[5].

En los procesos electorales hemos denunciado la inexistencia de medios de información libres, independientes y pluralistas, la falta de observación internacional, el uso de fondos públicos para la campaña electoral. Se dejó constancia del uso de bienes públicos para el traslado de electores, la existencia de puntos rojos cercanos a los centros electorales, fallas técnicas en la instalación de las mesas, intimidación y amedrentamiento, votos asistidos y ventajismos electorales, entre otros[6].

Sumado a esto, existen patrones de persecución política en Venezuela, contra los líderes democráticos y sus familiares, los defensores de derechos humanos, y cualquier persona que mínimamente disienta del grupo en el poder. Estos, no son hechos aislados, sino actos generalizados y sistemáticos diseñados y ejecutados con el objetivo de debilitar la disidencia política en Venezuela.

Los derechos políticos de cada ciudadano venezolano se encuentran hoy plenamente afectados. No podemos hablar de elecciones auténticas, libres y democráticas cuando hoy el venezolano es perseguido y amedrentado, cuando los eventos electorales están colmados de ventajismos, corrupción e incumplimiento de la ley, y sin la existencia de un árbitro independiente. Por tanto, no cabe duda que el ejercicio pleno de los derechos políticos implica la posibilidad de ejercer otros derechos que son inmanentes a la existencia de la democracia.

Aunado al quiebre de la estructura política del gobierno y su falta de legitimidad, las continuas irregularidades y vejaciones de los derechos humanos han dejado al país sumergido en una profunda crisis multidimensional y de movilidad humana, que, lejos de permitir el ejercicio de la democracia, perpetúa al grupo en el poder y prolonga la crisis en Venezuela.

Insistimos en que la democracia, el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales son interdependientes y en su conjunto permiten el derecho de todo ciudadano de formar parte de los asuntos públicos de un país.

Democracia electoral y derechos humanos

La democracia es el sistema que mejor responde a los derechos humanos[7]. Sin democracia no existen derechos políticos y mucho menos podemos hablar de elecciones auténticas, por lo que ¿cómo puede existir una salida electoral en Venezuela sin democracia?

Las organizaciones de la sociedad civil independiente hemos destacado en reiteradas oportunidades la necesidad de una salida pacífica y electoral en Venezuela, así como las distintas acciones para generar la confianza electoral requerida[8]. Entendemos que en el contexto de la crisis multidimensional que hoy existe en Venezuela es difícil pensar en una salida pacífica y electoral, sin embargo, nos empeñamos en la necesidad perentoria de crear las condiciones para el restablecimiento de los derechos políticos de los ciudadanos con la urgencia que la crisis amerita.

Existen distintas estrategias que, con su activación simultánea, podrían servir para abordar una crisis tan compleja como la venezolana, en este sentido los mecanismos internacionales y las Naciones Unidas (ONU) juegan un rol fundamental.

Durante el año 2019 Venezuela se posicionó de forma importante en la agenda internacional en el reconocimiento de la crisis con distintos pronunciamientos fundamentales. Recordemos que durante el 2019 se suscribió un memorando de entendimiento entre la Alta Comisionada y el gobierno de Nicolás Maduro, además de la Resolución de cooperación, la Comisión de determinación de los hechos y a futuro el establecimiento de una oficina del Alto Comisionado[9].

En este sentido, reconocemos que la ONU ya ha avanzado acciones para el cambio democrático. Lograron presencia en el país a través de la oficina del Alto Comisionado y se han generado compromisos para atender la crisis. Naciones Unidas cuenta además con órganos especializados, específicamente el Departamento de Asuntos Políticos y Construcción de la Paz a través de la División de Asistencia Electoral, organismo que podría aportar al proceso de reconstrucción democrática en el país, a través de contribuciones para el desarrollo, la mejora y perfeccionamiento de las instituciones y de los procesos electorales en Venezuela, tal como lo hicieron en casos como el de Camboya (1992) y también en el de Timor Oriental (2007) por solo nombrar un par de ejemplos [10].

Asistencia electoral de Naciones Unidas

La asistencia electoral de Naciones Unidas tiene un fundamento legal circunscrito a las cinco áreas principales en las que la organización ejecuta este tipo de acciones, como son: los derechos humanos, el desarrollo, la descolonización, la democracia y el post conflicto. A continuación explicaremos con más detalle:

a. Derechos humanos

La Declaración Universal de los Derechos Humanos contiene principios que soportan  la asistencia electoral y que podemos encontrar principalmente, en tres disposiciones:

  • El art. 19 relativo a la libertad de opinión y expresión,
  • El art. 20 que versa sobre la libertad de reunión y de asociación pacífica, y
  • El art. 21 que desarrolla el principio de la representación política.

b. Desarrollo

La asistencia electoral también está vinculada al desarrollo. El artículo 1 de la Carta fundacional de la ONU se refiere a la realización de la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión;

En 2004 la asistencia técnica de Naciones Unidas observó una evolución conceptual, lo que amplió su actuación más allá de un evento electoral particular y su acción fue lo suficientemente extendida en el terreno para que esta realidad diferenciara sus finalidades en:

1) asistencia al proceso, 2) fomento de la capacidad y 3) desarrollo institucional.

Dicho esto, los proyectos de la asistencia electoral diseñados a partir de ese entonces han tenido un foco dirigido a la mejoría gradual de los procesos electorales  a través del enfoque de ciclo electoral en su conjunto.

c. Descolonización

El desarrollo formal de la actual asistencia electoral de la ONU proviene en línea directa de la descolonización y de la labor de la Organización en el contexto de los plebiscitos celebrados en los territorios no autónomos y está basada en el principio de libre determinación de los pueblos.

Aunque no lo expresa directamente, al establecer las elecciones en el marco de los derechos humanos, la asistencia electoral apunta a la necesidad de que los comicios cumplan con las condiciones necesarias para ser consideradas: auténticas, periódicas, por sufragio universal y por voto secreto, de forma que garantice a todos los ciudadanos condiciones para elegir y para ser elegido.

d. Democracia

El cuarto aspecto en el que se soporta la asistencia electoral es el fortalecimiento de la democracia. La aceptación de la democracia, así como la evolución de las políticas de desarrollo han tenido un impacto en la asistencia electoral. Así, los objetivos y las prácticas de la asistencia electoral han experimentado cambios y evolución, tanto conceptuales como en la ejecución de proyectos y que se corresponden con la afirmación de la ONU de la democracia como uno de sus objetivos.

En el informe de 2009, presentado por el Secretario General de Naciones Unidas sobre la asistencia electoral, el mismo aboga por la asistencia electoral no limitada a los procesos electorales sino de un enfoque más amplio, comprendiendo las actividades relacionadas con el proceso electoral democrático tales como la ayuda para la creación de partidos políticos o medios de información libres.

e. Post-conflicto

Atendiendo principalmente a los aspectos prácticos, las resoluciones consecutivas de la Asamblea General sobre el fortalecimiento de la eficacia del principio de celebración de elecciones auténticas y periódicas han reafirmado los principios previstos en los objetivos de la asistencia electoral de la ONU.

  • Involucramiento temprano de expertos electorales en diferentes fases de gestión de conflicto, lo que incluye negociaciones de paz, proceso constituyente, o la planificación de una Operación de Mantenimiento de Paz, como garantía para la inclusión de un diseño electoral plausible en tiempo y alcance.
  • Legitimidad otorgada a través de la presencia de expertos internacionales independientes, sobre todo en un contexto donde una parte importante de las instituciones públicas no funcionan adecuadamente y la administración de justicia es débil.
  • En aras de garantizar el éxito de las elecciones en un largo plazo las mismas deben estar programadas en una estrategia que contemple avances paralelos de otros elementos del programa de paz de carácter político o económico.y que no pueden ser utilizadas como sustituto de la falta de progreso

Principios de actuación de la asistencia electoral

Atendiendo estos cinco conceptos, la asistencia electoral debería[11]:

  • Estar presente en todas las fases del proceso electoral (previo, durante y post elecciones) con el fin de “asegurar la continuación y consolidación del proceso de democratización en los Estados Miembros que soliciten asistencia;”
  • Utilizar un enfoque amplio que permita “contribuir al fortalecimiento de la democracia y los derechos humanos;”
  • Conducir a la sostenibilidad de procesos electorales en los Estados Miembros receptores de la asistencia;
  • Contribuir con el mantenimiento y consolidación del proceso de democratización en los países que reciben la asistencia

Asistencia electoral en Venezuela

A través de la asistencia técnica, la ONU podría elaborar un examen diagnóstico[12], mediante el cual evalúa la situación del país y comprueba la operativa y logística que debiera desarrollar en los procesos electorales para garantizar la seguridad de la misma.

El avance hacia una asistencia técnica permitiría una participación y colaboración importante por parte del órgano internacional, ya que a diferencia de una observación electoral, la cual supone la presencia de funcionarios de la ONU que detallan cada etapa del proceso electoral y el correcto cumplimiento de los estándares internacionales y el orden jurídico interno; la asistencia técnica permite una participación a mayor escala pues presta su apoyo en cada fase del evento electoral y en toda la estructura administrativa del Estado para garantizar el adecuado cumplimiento del orden jurídico hacia unas elecciones auténticas y democráticas.

La asistencia técnica se puede activar mediante la petición expresa del Estado miembro, a través del Consejo de Seguridad;  o a través de la Asamblea General. En este aspecto, debemos continuar apostando en lo interno a la negociación y acuerdo para permitir que la ONU actúe como órgano independiente en la celebración de las elecciones, al respecto algunos avances se evidenciaron en las recientes declaraciones que hizo Jorge Rodríguez, ministro para la Comunicación y la Información de Venezuela, quien ha propuesto la observación de la ONU en unas posibles elecciones[13]. Del mismo modo, el gobierno de facto de Nicolás Maduro, en sus declaraciones afirmó la celebración de elecciones parlamentarias, e invitó a la ONU a hacer seguimiento del evento electoral [14].

Asimismo, el  apoyo internacional es muy importante para generar los acuerdos políticos en una posible negociación, y para allanar el camino de acompañamiento técnico que permita una elección viable hacia el cambio democrático, por lo que en este contexto debemos continuar demostrando que en Venezuela no existen las garantías para la celebración de elecciones libres y por tanto requerimos con urgencia la acción directa de un órgano imparcial.

En definitiva, la asistencia técnica bien llevada, producto de un informe diagnóstico exhaustivo, con colaboración inter agencial de los organismos responsables en la ONU, permitiría iniciar un plan con  el establecimiento de nuevas instituciones electorales, el asesoramiento jurídico, logístico y técnico para la asegurar elecciones imparciales, además de asegurar el respeto de los derechos humanos, antes, durante, y después del proceso electoral.

Cualquier solución a la crisis en Venezuela requiere de la restauración de los derechos políticos de los venezolanos y de elecciones libres y auténticas. En el tablero político de Venezuela hoy se habla de elecciones parlamentarias e incluso presidencial. En cualquier escenario la participación de la ONU es fundamental para la consecución de una paz estable y de una democracia sostenible. Durante el año 2019 y toda la agenda 2020, hemos destacado el avance significativo de las ventajas competitivas que la organización tiene a través de sus órganos especializados. Sumado a  los antecedentes en la aplicación de la asistencia técnica y logística en elecciones cruciales en países miembros, lo que nos deja un importante reto y la necesidad de que estas ideas continúen debatiéndose para finalmente concretarlas.

Una vez construido el puente hacia a la democracia con la participación de un órgano imparcial, será posible generar las garantías necesarias para la transición política en Venezuela. Para ello insistimos en la continua denuncia y visibilización de la grave crisis en Venezuela y en el empoderamiento de los mecanismos internacionales en su rol fundamental para el restablecimiento de los derechos de  los venezolanos

Más información sobre nuestro trabajo

[1] Ver más sobre las veedurías ciudadanas:  https://cepaz.org/tema/veedurias-ciudadanas/

[2 ]La Red Electoral Ciudadana (REC),https://cepaz.org/page/2/?s=elecciones

[3]Estocada a la Democracia. Ruptura de la institucionalidad democrática en Venezuela. Disponible en: https://cepaz.org/documentos_informes/estocada-a-la-democracia-ruptura-de-la-institucionalidad-democratica-en-venezuela/

[4] Estocada a la Democracia. Ruptura de la institucionalidad democrática en Venezuela. Disponible en: https://cepaz.org/documentos_informes/estocada-a-la-democracia-ruptura-de-la-institucionalidad-democ

[5]Retrato de la Convocatoria Electoral del 20 de mayo de 2018. Disponible en:  https://cepaz.org/wp-content/uploads/2018/11/InformeRCE.pdf

[6]Retrato de la Convocatoria Electoral del 20 de mayo de 2018. Disponible en:  https://cepaz.org/wp-content/uploads/2018/11/InformeRCE.pdf

[7] NACIONES UNIDAS,  DEMOCRACIA.  Para las Naciones Unidas, la democracia es uno de sus valores básicos y principio fundamental, afirma “La democracia suministra un medio para la protección y el ejercicio efectivo de los derechos humanos”. Disponible en: https://www.un.org/es/sections/issues-depth/democracy/index.html

[8]Comunicado: La solución electoral en Venezuela lleva tiempos para generar la confianza necesaria  https://cepaz.org/documentos_informes/comunicado-la-solucion-electoral-en-venezuela-lleva-tiempos-para-generar-la-confianza-necesaria/

[9]La agenda internacional en el futuro de Venezuela: ¿Qué pasará en las Naciones Unidas?. Disponible en:https://cepaz.org/articulos/la-agenda-internacional-en-el-futuro-de-venezuela-que-pasara-en-las-naciones-unidas/

[10] En 1992 el Consejo de seguridad de la ONU aprueba la Resolución 745, mediante la cual  expresó el apoyo a los acuerdos de Paris y asimismo decidió la celebración de elecciones libres e imparciales en Camboya. Ver más en https://www.un.org/es/sc/repertoire/89_92/89-92_05.pdf#page=29

Timor oriental se independizó de indonesia en 1999 tras un referéndum de autodeterminación que fue auspiciado por la ONU. Asimismo, en el año 2006, la ONU vuelve a ser parte de las elecciones en Timor, y tras la resolución 1704 se dispuso el apoyo de la ONU en la organización de las elecciones presidenciales y parlamentarias del año 2007. Por lo que la ONU, a través del mecanismo de asistencia técnica aportó gran parte de lo que hoy es el restablecimiento y el mantenimiento de la paz en el país. Ver mas en: https://www.un.org/es/sc/repertoire/2008-2009/Part%20X/08-09_Part%20X.pdf#page=83

[11] ASISTENCIA A LOS PROCESOS ELECTORALES EN EL MARCO DE LAS OPERACIONES DE MANTENIMIENTO DE LA PAZ DE LA ONU. Tesis doctoral de.Malgorzata Wisniewska,

[12]Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz. Elecciones. Disponible en: https://dppa.un.org/es/elections

[13] ULTIMAS NOTICIAS: Jorge Rodríguez: La OEA es una organización para agredir a otros pueblos http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/politica/jorge-rodriguez-la-oea-es-una-organizacion-para-agredir-a-otros-pueblos/

[14] EL PAIS. Maduro invita a la UE y a la ONU a que hagan observación de las elecciones parlamentarias. Disponible en: https://elpais.com/internacional/2020/01/14/actualidad/1579030832_139277.html

VOCES DE LA SOCIEDAD CIVIL SOBRE LAS ELECCIONES EN VENEZUELA

Comunicados

Este pasado lunes 10 de febrero, representantes de la sociedad civil, expresaron en una rueda de prensa, la importancia de un acuerdo nacional para lograr un proceso electoral que dé inicio a un cambio democrático en el país exigieron la conformación institucional del Comité de Postulaciones Electorales para la designación de un nuevo CNE tal como lo establece el marco legal vigente en Venezuela.

Ver Rueda de Prensa

Declaración Rueda de Prensa :

Los ciudadanos, organizaciones y movimientos sociales que nos manifestamos hoy ante el país, representamos las voces de la sociedad civil que demandan la búsqueda de soluciones a la crisis. Soluciones institucionales, sujetas a las normas que fundamentan el Estado de Derecho, capaces de estimular el entendimiento entre los diferentes actores.

Urge que la deliberación sobre los asuntos públicos retorne al Parlamento, espacio natural previsto en la Constitución para tal ejercicio;  y que a éste le sea devuelta su autonomía y su capacidad de expresión y beligerancia.

Insistimos en que el primer paso hacia este objetivo sería avanzar en la conformación del Comité de Postulaciones Electorales que permitirá el nombramiento, a  través de un acuerdo político  en la Asamblea Nacional, de un nuevo CNE que cuente con el reconocimiento de todos los sectores del país.

Con este norte, hemos avanzado una serie de encuentros con diversos actores políticos para darles a conocer nuestras aspiraciones y propuestas.

Sostuvimos una primera reunión con el diputado Ángel Medina, integrante de la comisión preliminar para la conformación del Comité de Postulaciones Electorales, así como con miembros de los partidos con representación mayoritaria en la Asamblea Nacional; en la misma, los exhortamos a agotar los esfuerzos para recuperar el pleno funcionamiento de esta instancia cuya legitimidad está basada en el acuerdo político, logrado en 2019, entre los distintos factores representados en el Parlamento.

Por otra parte y, tras varias semanas solicitando una reunión con los factores opositores que hacen vida en la Mesa de Diálogo Nacional, concretamos un encuentro con tres de los partidos allí representados. En  el mismo, les comunicamos nuestro desacuerdo con el desarrollo de  las negociaciones en esa instancia, y los exhortamos a iniciar un amplio proceso de consulta con los diversos sectores del país, de manera que  el convenio que allí se adelanta sea expresión real de las aspiraciones y deseos de los venezolanos y no de un acuerdo diseñado a la medida del grupo en el poder o de agendas políticas particulares.

Asimismo, nos reunimos con el diputado Francisco Torrealba, jefe de la fracción parlamentaria  que representa al PSUV y sus aliados,  con el fin de hacerle entrega de una comunicación en la  que expresamos la urgente necesidad de la incorporación efectiva de los diputados del PSUV a la mencionada comisión preliminar, de forma que, con la representación plural de las fuerzas políticas, pueda avanzarse en la designación de los representantes de la sociedad civil en el Comité de Postulaciones Electorales y, con ello, dar pasos firmes para el nombramiento de un CNE que promueva la participación ciudadana en los procesos electorales. 

Avanzar en la designación de  rectores  de forma unilateral, utilizando atajos como el  Tribunal Supremo de Justicia  o  un pretendido acuerdo en la Mesa de Diálogo Nacional, en nada ayuda a la construcción de confianza de los ciudadanos ni al fortalecimiento del voto como instrumento de cambio democrático. 

Eventos electorales construidos en base a estas premisas sólo lograrán mayor rechazo  y abstención que los registrados en el año 2018, y lejos de resolver el conflicto político,  prolongará la pugna entre los actores dejando de lado el sufrimiento del pueblo venezolano.

El país  demanda, de forma ineludible, la restitución de los derechos civiles y políticos de los venezolanos con el fin de reconstruir la ruta electoral. Esta, es una tarea que requiere el compromiso y la participación activa de todos y cada uno de los venzolanos. Sin el compromiso ciuadadno por el rescate de nuestros derechos, no será posible la reconstrucción de la democracia en Venezuela. Todos somos necesarios, todos somos responsables de todos.

Estamos haciendo entrega hoy de esta  carta  dirigida a los diputados Willian Gil, Nosliw Rodríguez, Jesús Montilla y  Julio Chávez

Carta consignada al PSUV solicitando su incorporación formal a la Comisión Preliminar para la designación de un nuevo CNE. Suscrita por más de 100 organizaciones de la Sociedad Civil

Sociedad Civil exige a diputados del Psuv incorporarse a comisión para designación del CNE

Más de 100 organizaciones y movimientos sociales, exigieron a la fracción parlamentaria del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) incorporarse a la Comisión Preliminar para el nombramiento del Comité de Postulaciones para la designación de los Rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), constituída por la Asamblea Nacional, el pasado 11 de noviembre de 2019.

Con ello, los ciudadanos esperan que se rescate el espacio institucional para la conformación de la instancia que seleccionará a los nuevos integrantes del Poder Electoral, de acuerdo con lo establecido los artículos 187, numerales 4, 24 y 25 de la Carta Magna, y 19, 20 y 21 de la Ley Orgánica del Poder Electoral. “(…) apegarse a la Constitución para la selección de nuevos rectores del CNE es la única manera de recuperar la imparcialidad y autonomía de ese órgano, para restablecer la confianza de los ciudadanos en la institución de voto y en el restablecimiento de su derecho a elegir”, señala la comunicación entregada este viernes 7 de febrero de 2020, dirigida a los diputados Francisco Torrealba, William Gil, Nosliw Rodríguez, Jesús Montilla y Julio Chávez, y entregada al jefe de la fracción parlamentaria, en el Palacio Federal Legislativo.

Los representantes de la sociedad civil reiteraron su compromiso de contribuir a la recomposición institucional del país y en alcanzar la solución pacífica, democrática y electoral para diseñar el futuro. En este sentido, solicitaron a los demás actores a cumplir con su responsabilidad.

Carta Consignada al PSUV

Organizaciones que suscribieron este documento

  1. A.C. Médicos Unidos de Venezuela
  2. AC Agora
  3. Acceso a la Justicia
  4. Alfa Ciudadana
  5. Alianza Venezolana por la Salud
  6. Alternativa 1
  7. Asociación Civil Mujeres en Lìnea
  8. Asociación Civil Saber es Poder-AsoSaber
  9. Asociación Civil Vida y Luz (Asoviluz)
  10. AsoHorizonte
  11. Baruta en Movimiento
  12. Caracas Ciudad Plural
  13. Carlos Guerra, abogado.
  14. Catedra de Derechos de la UCLA
  15. Catia Posible
  16. CC Trebipar
  17. Centro de Acción y Defensa por los DDHH
  18. Centro de Justicia y Paz – Cepaz
  19. Colegio de Enfermería del DC
  20. Comisión para los DDHH del Estado Zulia- CODHEZ
  21. Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez)
  22. Convite AC
  23. El Paraiso Organizado Sociedad Civil
  24. Equilibrio Hatillano
  25. Escuela de Vecinos de Venezuela
  26. Eugenio Martínez, periodista
  27. FAPUV
  28. Foro Ciudadano
  29. Foro Hatillano
  30. Francisco Martínez, empresario.
  31. Fundación Centro Gumilla
  32. Fundación Comunidades Ciudadanas del Municipio Sucre
  33. Fundación para el Desarrollo Integral (FUNDESI)
  34. Fundación para el Estudio y Desarrollo de la Democracia 
  35. Gladys Chow Lee, Médico Cirujano
  36. Gobiérnatec
  37. Ininco-UCV
  38. Innova Venezuela
  39. Intersectorial Nacional de Jubilados Pensionados y Sobrevivientes.
  40. Jesus Castellanos Vásquez, politólogo
  41. Jesús Chúo Torrealba, periodista
  42. Jhorvys Alvarez, abogado
  43. Judith Brazón, activista social
  44. Junquito En Movimiento
  45. Justicia y Paz OP Venezuela
  46. La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA)
  47. La Urbina Activa
  48. Labo Ciudadano
  49. Laboratorio de Paz
  50. Las Piloneras
  51. Luis Francisco Cabezas, politólogo
  52. Montalbán en Movimiento
  53. MOSBASE
  54. Movimiento Ciudadano Dale Letra
  55. Observatorio Electoral Venezolano
  56. Observatorio Global de Comunicación y Democracia
  57. Oportunidad Acciones Ciudadanas
  58. Organización para la Prevención Nacional de la Corrupción
  59. Organización Stop VIH
  60. Provea
  61. Radar de los Barrios, A.C.
  62. Red de Observación Electoral de Asamblea de Educación
  63. Red de Organizaciones de Baruta
  64. Red La Trinidad
  65. Red Nacional de Activistas Ciudadanos por los DDHH – REDAC
  66. Revista Sic del Centro Gumilla
  67. Sinergia,Red Venezolana de Organizaciones de Sociedad Civil
  68. Soledad Morillo Belloso, periodista
  69. Ucevistas por la Unidad de las Fuerzas Democráticas
  70. Uniandes AC
  71. Unicristiana
  72. Venezuela a futuro
  73. Yaya Andueza, periodista
  74. Yelitza Linares, periodista

Patrón de Violaciones Electorales. Venezuela, marzo 2019.

Patron de violaciones electorales

Un importante grupo de organizaciones de la sociedad civil venezolana ha venido monitoreado los procesos electorales realizados en Venezuela desde 2015. Esto ha permitido registrar y documentar, de forma rigurosa, la existencia de un patrón de acciones sistemáticas, ejercido desde las instituciones del estado, cuyo objetivo final es el de mantener el régimen en el poder a través del debilitamiento del voto como instrumento democrático.

En este marco, las instituciones del estado venezolano se han transformado en instituciones al servicio del partido y la élite gobernante. El objetivo de las mismas, en el ámbito electoral, ha sido el de promover la desconfianza y la abstención, por un lado, y el de coaccionar a los electores, por otro, a través de mecanismos que supeditan la participación en las contiendas electorales al mantenimiento o continuidad de los programas sociales del gobierno nacional, de los que depende la vida de muchos venezolanos, especialmente aquellos que se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad.

Desde la sociedad civil, reconocemos y agradecemos el seguimiento realizado por los organismos multilaterales, así como el llamado a la realización de elecciones libres, que permitan la salida pacífica a la crisis que atraviesa el país. En ese marco, consideramos importante que los actores internacionales interesados en la revalorización del voto en Venezuela conozcan el estado en el que se encuentra el sistema electoral, así como las propuestas generadas por las organizaciones nacionales para construir y consolidar la vía electoral como elemento clave para la salida pacífica al conflicto en Venezuela.

El trabajo y la documentación consignada en este documento apuntan por lo tanto a evidenciar la necesidad de iniciar el proceso de construcción de la ruta electoral, que incluya una estrategia eficaz de asistencia técnica internacional. Este proceso debe incluir tanto al liderazgo político democrático como a la sociedad civil, de forma de asegurar la implementación de elecciones genuinamente libres y democráticas. Creemos que, sin la realización de elecciones, y la consiguiente reinstitucionalización del país, no hay forma de superar la crisis de gobernabilidad en la que se encuentra el país.

              El seguimiento, las acciones y los mensajes emitidos por la oficina de la Alta Comisionada de los DDHH de la ONU, así como los pronunciamientos de los representantes del Grupo Internacional de Contacto y los voceros de distintos países del mundo, y el seguimiento efectuado de todo ese proceso por parte de organismos multilaterales activos en el impulso de la vía electoral, constituyen una oportunidad única para dar a conocer las violaciones a los derechos políticos ocurridas en Venezuela, las cuales se han manifestado principalmente a través de tres vías: 1) el proceso sistemático de violación de las garantías electorales; 2) el debilitamiento extremo del pluralismo político; y 3) el socavamiento del voto como mecanismo pacífico para la resolución de conflictos.

A fin de contribuir a ese conocimiento, consignamos ante esta comisión una serie de documentos elaborados por diversas agrupaciones de la sociedad civil sobre el proceso de desmontaje y desintegración del sistema de garantías electorales que ha tenido lugar en el país entre 2016 y 2018 y que pueden ser revisados en el siguiente enlace:

Dicho proceso fue seguido, observado y monitoreado en forma sistemática y minuciosa por numerosas organizaciones especializadas en temas político-electorales en Venezuela entre los que se encuentran Acceso a la Justicia, Centro de Justicia y Paz (Cepaz), Observatorio Electoral Venezolano, Observatorio Global de Comunicación y Democracia (OGCD), Red Electoral Ciudadana(REC), Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación, Transparencia Venezuela y Voto Joven.

A los fines de facilitar su lectura, hemos dividido este material en cinco puntos:

I.     Elecciones bajo el Socialismo del Siglo XXI (1999-2003)

II.   Institucionalización del ventajismo (2004-2015)

III. Quiebre de la democracia electoral (2016-2018)

IV. Propuestas para la celebración de una elección libre, justa y democrática

 V. Propuestas de reforma electoral

Electoral Violation Patterns. Venezuela. 2016-2018

Patron de violaciones electorales

An important group of civil society organizations in Venezuelan has been monitoring the elections held in Venezuela since 2015. This has enabled record and document, rigorously, the existence of a pattern of systematic actions, exercised from state institutions, whose ultimate goal is to keep the regime in power through the weakening of the vote as a democratic instrument.

In this framework, the institutions of the Venezuelan state have been transformed into authorities at the service of the party and the ruling elite. Their objective, has been to promote distrust and abstention, on the one hand, and to coerce the voters, on the other, through mechanisms that make participation in electoral contests subject to maintenance or continuity of the social programs of the national government, on which the lives of many Venezuelans depend, especially those who are in conditions of greater vulnerability.

From the civil society, we recognize and appreciate the follow-up carried out by the multilateral organizations, as well as the call for the realization of free elections, that allow the peaceful and democratic outcome to the crisis that the country is going through. In this context, we consider it important that international actors interested in the revaluation of the vote in Venezuela know the current status of the electoral system, as well as the proposals generated by the national organizations to build and consolidate the electoral path as a key element for the peaceful solution to the conflict in Venezuela.

The work and documentation consigned in this document therefore point to the need to begin the process of construction of the electoral route, which includes an effective strategy of international technical assistance. This process must include both democratic political leadership and civil society experts, in order to ensure the implementation of genuinely free and democratic elections. We believe that, without the realization of elections, and the consequent recovering of institutions in the country, there is no way to overcome the crisis of governability in which Venezuela is embroiled.

The follow-up, actions and messages issued by the office of the UN High Commissioner for Human Rights, as well as the statements of the representatives of the International Contact Group and the spokespersons of different countries of the world, and the follow-up of all this process by multilateral organizations active in the promotion of the electoral route, constitute a unique opportunity to publicize the violations of political rights that occurred in Venezuela, which have been manifested mainly through three ways: 1) the process systematic violation of electoral guarantees; 2) the extreme weakening of political pluralism; and 3) the undermining of the vote as a peaceful mechanism for conflict resolution.

In order to contribute to this knowledge, we also set out below data and a series of documents prepared by various groups of civil society on the process of dismantling and disintegrating the system of electoral guarantees that has taken place in the country between 2016 and 2018 and that can be reviewed in the following link:

This process was followed, observed and monitored in a systematic and meticulous way by numerous organizations specialized in political-electoral issues in Venezuela, among which are Acceso a la Justicia, Centro de Justicia y Paz (Cepaz), Observatorio Electoral Venezolano, Observatorio Global de Comunicación y Democracia (OGCD), Red Electoral Ciudadana(REC), Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación, Transparencia Venezuela and Voto Joven.

To facilitate its reading, we have divided this material into five points:

I. Elections under the Socialism of the XXI Century (1999-2003)

II. Institutionalization of “El Ventajismo” (2004-2015)

III.  Breakdown of the electoral democracy (2016-2018)

IV. Proposals for the celebration of a free, fair and democratic election

V. Proposals for electoral reform

Informe Especial OGCD-Audiencia CIDH : Proceso Electoral y su impacto en los DDHH en Venezuela

Audiencias Publicas CIDH- 168 periodo de sesiones

Informe especial: Proceso Presidencial en Venezuela y su impacto en los DDHH

Informe elaborado por los especialistas del OGCD para ser presentado en la audiencia especial de oficio, convocada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el marco de su 168 periodo de sesiones.

 

Ver Informe Especial OGCD-CIDH