Las respuestas de los Estados a la amenaza del Covid 19 no deberían impedir las libertades de reunión y asociación.

VzlaExigeDDHH

Palabras del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación, Clément Voule (fuente original) (Traducción No Oficial Examen ONU Venezuela)

Ningún país o gobierno puede resolver la crisis solo; Las organizaciones de la sociedad civil deben ser vistas como socios estratégicos en la lucha contra la pandemia. Por lo tanto, estoy preocupado por la información que he recibido de las consultas en línea con la sociedad civil de todo el mundo, lo que sugiere varias tendencias y limitaciones preocupantes, incluida la capacidad de la sociedad civil para apoyar una respuesta efectiva.

Particularmente preocupantes son los casos en que los gobiernos han aprovechado la crisis para suspender las garantías constitucionales, aprobar leyes de emergencia y gobernar por decreto, desarrollos que varios expertos en derechos humanos de la ONU, incluido el Relator Especial, ya han advertido

 El acceso a Internet es particularmente crucial en tiempos de crisis; Las limitaciones existentes y nuevas sobre el acceso a Internet, o la censura de determinados sitios web y formas de información, son por lo tanto particularmente preocupantes en este período.

Primero: asegurar que las nuevas medidas legales respeten los derechos humanos. Es vital que tanto el proceso como el contenido de cualquier nueva medida aprobada cumplan con las obligaciones de derechos humanos. Las consultas con la sociedad civil deben realizarse, si es posible, antes de que se adopten nuevas medidas. Cuando se adoptan nuevas leyes o reglamentos, cualquier limitación de los derechos impuestos debe estar de acuerdo con los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad. Es inadmisible declarar restricciones generales sobre los derechos humanos y las libertades fundamentales. Se deben prever exenciones para los actores de la sociedad civil, particularmente aquellos que controlan los derechos humanos, los sindicatos, los servicios sociales que brindan asistencia humanitaria y los periodistas que cubren la gestión de la crisis. La información sobre cualquier medida nueva adoptada debe difundirse ampliamente y traducirse a los idiomas locales e indígenas. y se debe dar el tiempo apropiado para que el público se familiarice con estas leyes antes de que se impongan sanciones penales. En ningún caso se pueden aplicar las leyes o reglamentos de manera discriminatoria, y la información que explica cómo se están poniendo en práctica las nuevas medidas debe estar a disposición del público y ser fácilmente consultable por todos. Se debe garantizar la supervisión independiente y la revisión de las medidas tomadas durante la crisis, a fin de garantizar la aplicación no discriminatoria de la ley durante toda la crisis. Además, en todos los casos, es vital que las sanciones aplicadas no sean desproporcionadas, que no contribuyan a la propagación de infecciones y que tengan en cuenta las contingencias del momento,

Segundo: garantizar que la emergencia de salud pública no se utilice como pretexto para infracciones de derechos. Es imperativo que la crisis no se use como pretexto para suprimir los derechos en general o los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación en particular. La crisis no justifica el uso excesivo de la fuerza al dispersar las asambleas, como ha subrayado el Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias , ni que se impongan sanciones desproporcionadas. Los Estados tienen la obligación de informar al Secretario General de las Naciones Unidas si se ha declarado un estado de emergencia y cuándo se ha declarado y de cualquier derogación resultante de los derechos, que deben cumplir con los Principios de Siracusa. Es vital que se eliminen las limitaciones impuestas y que se restablezca el pleno disfrute de los derechos a la libertad de reunión y asociación pacíficas cuando finalice la emergencia de salud pública causada por Covid-19. En este sentido, los Estados deberían incorporar cláusulas de extinción en cualquier estado de emergencia o leyes aprobadas en relación con la crisis actual, garantizando su vencimiento automático cuando finalice la emergencia de salud pública. Además, es particularmente importante en el contexto de una crisis que se fortalezcan los controles y equilibrios judiciales y parlamentarios, a fin de evitar un poder excesivo y amplio en el poder ejecutivo, y garantizar un control sobre el ejercicio arbitrario de la autoridad ejecutiva.

Tercero : la democracia no puede posponerse indefinidamente.El Relator Especial reconoce que el diseño de enfoques electorales apropiados en el contexto de la pandemia mundial actual es complejo, y que no hay soluciones fáciles. Las limitaciones en las asambleas en muchos países afectan la capacidad de las personas para hacer campaña y participar en manifestaciones, para llevar a cabo actividades de divulgación y para monitorear los procesos electorales. La capacidad de la sociedad civil para comprometerse con los candidatos, o con el público en general en el contexto de las elecciones, también está limitada. A la luz de estas circunstancias desafiantes, es aún más importante, como se destaca a continuación, que se respete la libertad de expresión y que se garanticen plenamente los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación en línea. Los Estados deberían proporcionar transparencia en sus procesos de toma de decisiones en el contexto de las elecciones, además, y debe consultar con la sociedad civil para determinar los enfoques apropiados. Si bien en algunos casos pueden ser necesarias limitaciones al voto en persona, los Estados deberían tomar todas las medidas posibles para garantizar la celebración oportuna de las elecciones, incluso mediante la utilización de procedimientos de votación alternativos, como las boletas por correo. En todos los casos, debe garantizarse la integridad de los procesos electorales.

Cuarto: asegurar la participación inclusiva.La ciudadanía activa es clave en tiempos de crisis. La sociedad civil debe considerarse como un socio esencial de los gobiernos para responder a la crisis actual, en términos de ayudar a enmarcar políticas inclusivas, difundir información, construir enfoques compartidos y cooperativos, y brindar apoyo social a las comunidades vulnerables. Los Estados deben garantizar el pleno respeto del derecho a la libertad de asociación, incluso mediante el registro de asociaciones sin restricciones y garantizando que las organizaciones de la sociedad civil puedan realizar actividades de promoción libremente, incluso a nivel internacional. Los estados también deben apoyar la participación de las organizaciones de la sociedad civil en el diseño e implementación de estrategias efectivas de salud pública. Los Estados deberían brindar apoyo financiero a las organizaciones de la sociedad civil que brinden un apoyo social vital, incluyendo en particular organizaciones que apoyan y abogan por personas con discapacidades y comunidades vulnerables. Los estados deben garantizar que la capacidad de dichas organizaciones para acceder a las comunidades a las que sirven no se limite de manera inapropiada. Además, la crisis no debe utilizarse para evitar que las organizaciones de la sociedad civil, los abogados defensores y los periodistas realicen un trabajo vital de monitoreo de la policía, las cárceles, los centros de detención de migrantes y otros componentes de los procesos legales estatales. 

Quinto: garantizar la libertad de asociación y reunión en línea.Los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación se aplican en línea tal como lo hacen fuera de línea. En este momento, cuando las asambleas físicas están restringidas, es aún más necesario garantizar el acceso y el uso de Internet. Además de abstenerse de restricciones como el cierre de Internet o la censura en línea, los Estados deben tomar medidas para garantizar que el acceso a Internet se extienda a toda la población mundial y que sea asequible. En el contexto específico de las organizaciones de la sociedad civil, los Estados deben asegurarse de que puedan completar sus registros en línea y deben brindarles la oportunidad de participar, a través de foros en línea, en el desarrollo de políticas. En todos los casos, asegurar el derechos a la libertad de reunión pacífica y asociación en línea requiere que el derecho a la privacidad de los individuos sean completamente respetado y protegido.

Sexto: proteger los derechos laborales a la libertad de asociación y reunión. El derecho a la libertad de asociación se extiende al derecho a formar sindicatos y otras formas de asociación dentro del lugar de trabajo, y el derecho a la libertad de reunión pacífica se extiende al derecho de huelga . La crisis subraya la necesidad de protecciones y medidas en el lugar de trabajo que garanticen el derecho a la salud de todos los empleados. En ningún caso se puede despedir a los empleados por organizarse, ni por hablar sobre la necesidad de una mayor protección y seguridad en sus lugares de trabajo.

Séptimo: se debe garantizar la libertad de expresión. Debe garantizarse el derecho de los actores de la sociedad civil, incluidos los periodistas y los defensores de los derechos humanos, a buscar, recibir e impartir libremente ideas e información, ya sea sobre la crisis y su gestión u otros temas. En particular, deben evitarse las leyes que penalizan las «noticias falsas» como tales, que tienen una larga historia de abusos, incluso mediante el despliegue para atacar a los defensores de los derechos humanos.  

Octavo: debe garantizarse la participación de la sociedad civil en las instituciones multilaterales.La ONU y otras instituciones multilaterales deben tomar medidas para garantizar que las organizaciones de la sociedad civil puedan continuar participando en todas las decisiones políticas, incluidas las relacionadas con la respuesta Covid-19, especialmente en el caso de las asociaciones público-privadas. También debe continuar haciendo transmisiones disponibles y material de archivo de sesiones abiertas de los órganos de derechos humanos de la ONU y otras reuniones, y cuando sea factible, debe facilitar la participación de la sociedad civil a través de un enlace de video. Las agencias y los organismos de las Naciones Unidas deben emprender un acercamiento proactivo a las organizaciones de la sociedad civil en ausencia de reuniones en persona, con la debida consideración de adaptar las reuniones y consultas en línea a las necesidades de seguridad de los defensores de los derechos humanos y los desafíos para ejercer la libertad de asociación en línea. Los equipos de las Naciones Unidas en los países son particularmente importantes en este momento,

Noveno: la solidaridad internacional es más necesaria que nunca . Las limitaciones financieras limitan drásticamente la capacidad de la sociedad civil para contribuir a la respuesta a la crisis de Covid-19. Incluso antes de la crisis, el acceso de la sociedad civil a la financiación estaba limitado por las leyes que restringían el apoyo transfronterizo. Los Estados deberían derogar las leyes que restringen indebidamente la capacidad de la sociedad civil para acceder al financiamiento, incluido el internacional en particular. Además, siempre que sea posible, los estados deben proporcionar apoyo financiero y de otro tipo a las organizaciones de la sociedad civil, y deben reconocer el papel clave que desempeñan muchas organizaciones de la sociedad civil para garantizar la salud pública en general.

Décimo: implicaciones futuras de Covid-19 y responder a los llamados populares a la reforma. Finalmente, el Relator Especial quisiera observar que el año anterior a la crisis actual estuvo marcado por una ola de protestas sin precedentes en todo el mundo. Si bien las demandas y preocupaciones de los manifestantes diferían de un contexto a otro, los manifestantes pidieron sistemáticamente una gobernanza más democrática, un mayor respeto por los derechos humanos, una mayor igualdad, el fin de la austeridad y pasos significativos para combatir el cambio climático y la corrupción generalizada. Es improbable que la crisis actual alivie estas demandas; en todo caso, la recesión económica causada por la crisis, combinada con medidas financieras que mejoran la desigualdad, solo servirá para exacerbar las causas subyacentes. Es vital en este contexto que las respuestas de los Estados a la crisis tengan plenamente en cuenta las demandas de los ciudadanos, y que los estados tomen medidas para adoptar estructuras de gobernanza más democráticas, para mejorar la protección de los derechos y su cumplimiento, para reducir la desigualdad, y asegurar que la transición a fuentes de energía más ecológicas y sostenibles reciban mayor atención y apoyo.

Comparte

FRENTE AL COVID-19: AUTORIDADES DEBEN GARANTIZAR TRABAJO DE ACTORES HUMANITARIOS

Comunicados

(Caracas, 17.03.2020). Las ONG que suscribimos la presente comunicación reconocemos que el derecho internacional permite el uso de poderes de emergencia a los Estados para enfrentar situaciones graves como la actual epidemia de COVID-19. Siendo nuestro deseo que las autoridades venezolanas tomen las mejores decisiones posibles para enfrentar la propagación de la enfermedad, reiteramos que los derechos humanos deben ser, desde el principio, parte esencial de todas las iniciativas de prevención, preparación, contención y tratamiento del COVID-19. El respeto a la dignidad humana es esencial en todas las etapas de la crisis.

En ese sentido, queremos insistir en los siguientes aspectos:

1) Todas las autoridades y sectores de la sociedad deben enfrentar la epidemia colocando en primer lugar la salud y bienestar de la población, uniendo esfuerzos para colaborar en todas las iniciativas de prevención, preparación, contención y tratamiento del COVID-19.

2) Se debe garantizar el trabajo de los actores humanitarios y los defensores de derechos humanos. El Estado tiene la obligación de solicitar toda la asistencia nacional e internacional necesaria para atender las necesidades de las personas que pudieran ser afectadas, y que el trabajo de estos actores humanitarios y de derechos humanos pueda realizarse sin restricciones y represalias.

3) La actuación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y policías debe respetar derechos humanos, evitando arbitrariedades, y subordinarse al liderazgo de las autoridades civiles, priorizando las tomas de decisiones según criterios técnicos, científicos y sanitarios. Debe prohibirse las actuaciones de grupos de civiles armados en labores de orden público y debe establecerse una vocería coordinada, encabezada por las autoridades sanitarias, que evite los mensajes confusos para garantizar mejor orientación y mayor confianza en la población.

4) La implementación de la cuarentena debe informar suficientemente sobre su alcance, protocolos de movilización para el acceso a alimentos y atención médica, garantizando el mayor disfrute posible de los servicios básicos como el acceso a agua y energía eléctrica. Además, debe incorporar políticas para garantizar los medios de vida de la toda la población, con especial foco en los sectores más vulnerables, como los trabajadores informales y por cuenta propia, adultos mayores y personas en situación de pobreza, personas privadas de libertad, personas en situación de calle, que no cuentan con recursos acumulados para permanecer en aislamiento durante un largo período de tiempo. Los beneficios de estas medidas deben ser distribuidos a través de mecanismos no discriminatorios. Una cuarentena, según el derecho internacional, debe ser de duración limitada, ser revisada periódicamente e implementada de manera segura y respetuosa para disminuir los riesgos en el pleno disfrute de los derechos humanos.

5) El acceso a la información es un aspecto clave de las garantías del derecho a la salud de la población. La difusión de información debe hacerse de manera responsable, evitando alarmas innecesarias en la población y debe garantizarse que el trabajo de los medios de comunicación pueda realizarse sin restricciones adicionales al de las condiciones que eviten el contagio de sus trabajadores. Deben retirarse las restricciones actuales que impiden la consulta a diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales. Deben publicarse los boletines sanitarios que dejaron de publicarse desde 2006 y mantener información trasparente en materia epidemiológica.

6) Se deben colocar todos los recursos disponibles para que la atención médica necesaria sea accesible a todos los sectores de la población, especialmente a los sectores vulnerables, de bajos ingresos y residentes en zonas remotas. Deben tomarse todas las medidas posibles para proteger a los trabajadores del sector salud, incluyendo el que cuenten con todos los insumos, equipos y condiciones necesarias para realizar su labor en las actuales circunstancias.

7) La medidas de restricción de movilidad deben adoptarse de tal manera que no produzcan desabastecimiento, no impidan la asistencia a centros médicos para tratamientos regulares necesarios para no agravar condición de salud y atender los casos de personas que quedaron en terminales sin recursos y posibilidades de trasladarse.

Suscriben:

A.C Los Naguaritos
A.C. Médicos Unidos de Venezuela
Acceso a la Justicia
Acción Campesina
Acción Solidaria
ACCSI Acción Ciudadana Contra el SIDA
ACOANA
Aqui Cabemos Todos
Asociación Civil NUPAZ
Asociación Civil Saber es Poder-AsoSaber
Asociación Civil UNIANDES
Asociacion por la Vida /Merida
Asociacion Venezolana para la Hemofilia
Aula Abierta
Banco del Libro
Caleidoscopio Humano
Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado
Catedra de la Paz / Universidad de los Andes
Centro de Acción Y Defensa por los Derechos Humanos (Cadef)
Centro de Derechos Humanos de la Universidad Metropolitana (CDH-UNIMET)
Centro de Justicia y Paz – Cepaz
Centro para los Defensores y la Justicia (CDJ)
Ciclovías Maracaibo
Ciudadanía con Compromiso A.C
Civilis Derechos Humanos
Clima21 – Ambiente y Derechos Humanos
Comisión de DDHH de la Federación Venezolana de Colegios de Abogados del estado Apure ( CDDHHFVCA Apure)
Comisión de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia
Comision Nacional de DDHH de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela del Estado Lara
Comisión nacional de DdHh de la Federación de colegios de abogados de Venezuela del estado Táchira
Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez)
Comité de derechos humanos de la guajira
Comunidad en Movimiento A.C
Conciencia Ciudadana A.C,
Consorven, Confederacion Sordos de Venezuela.
Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional
Convite AC
Crea País
Creemos Alianza Ciudadana Libertador
Defensa en Acción
Defiende Venezuela
Derechos Humanos Venezuela Carúpano
DPR-LAR
EDEPA A.C.
El Zulia Recicla
Epikeia Observatorio Universitario de Derechos Humanos
Escuela de Comunicación Social Ucab Guayana
EXCUBITUS Derechos Humanos en Educación
FUNCAMAMA
Fundacion “Yo te ayudo venezolano”
Fundacion Aguaclara
Fundación para el Debido Proceso Fundepro
Fundación para el Desarrollo Integral FUNDESI
Fundación para la cooperación internacional , la integración y el Desarrollo para el esfuerzo regional CIIDER
Fundación ProBono Venezuela, Provene
Fundación Prodefensa del Derecho a la Educación y la Niñez
Fundación Rehabilitarte
FundaRedes
GobiérnaTec
Grupo Social Cesap
Hogar Virgen de los Dolores
Impulsa Latinoamerica
Incide
Instituto Mead de Venezuela A.C,
Instituto Progresista
Ipys Venezuela
Justicia y Paz OP Vnezuela
Labo Ciudadano
Laboratorio de Paz
Liga Merideña contra el Sida
Monitor Social AC
Movimiento Ciudadano Dale Letra
Movimiento SOMOS
Mulier
Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes
Observatorio Global Comunicacion Y Democracia (OGCD)
Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)
Observatorio Venezolano de Violencia
ONG Las Mercedes Lara
Opotunidad AC
Padres Organizados de Venezuela
Padres Organizados de Venezuela
Plataforma contra el Arco Minero del Orinoco
Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea)
Promoción Educación y Defensa en DDHH – PROMEDEHUM
Proyecta Ciudadanía A.C,
Proyecto Mujeres
Psicodehu
Red de Activistas Ciudadanos por los Derechos Humanos (REDAC)
Red de Organizaciones de Derechos Humanos del Estado Anzoategui REDHANZ
Red por los Derechos Humanos de NNA (REDHNNA)
Red Universitaria por los DDHH
RedesAyuda & Humano Derecho Radio Estación
REDHELARA
Sindicato Nacional Asociacion de Profesionales Universitarios en Funciones Administrativas y Tecnicas de la UCV
Sinergia,Red Venezolana de Organizaciones de Sociedad Civil
SOS PACIENTES RENALES
SOS Pacientes Renales
StopVIH
Todos por el Futuro
Una Ventana a la Libertad
Unión Vecinal para la Participación Ciudadana A.C,
Universidad Católica Andrés Bello
Votojoven

Comparte

V Encuentro de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos

Desde hace 5 años, la red de derechos humanos de Venezuela se reúne para conmemorar y agradecer el trabajo de estas personas defensoras de derechos humanos en el mundo, quienes dedican su vida al servicio de las personas más vulnerables.

Este 2019 más de 100 organizaciones y 162 personas se reunieron en Caracas para celebrar el V encuentro de defensores y defensoras de DDHH. Este encuentro fue posible gracias al arduo trabajo de las organizaciones Civilis y Provea. El encuentro tuvo una duración de dos días en los que se conversó sobre los diversos escenarios 2020 y las posibles acciones de la sociedad Civil frente a estos escenarios.

En este encuentro estuvimos invitados a participar explicando los escenarios electorales, donde también estuvimos acompañados por Laura Louza de Acceso a la Justicia hablando sobre lo institucional, Marino Alvarado de Provea conversó sobre lo económico y Alexis Ramírez de Excubitus explicó el panorama social.

En nuestra presentación resaltamos varios elementos importantes sobre los escenarios electorales

¿Cómo llegamos hasta este punto?

  1. Alternabilidad Democrática y Derecho a Elegir Comprometidos. Los procesos electorales en Venezuela han dejado de ser parte del procedimiento previsto en la constitución para la elección periódica de los gobernantes para convertirse en un instrumento político al servicio del régimen imperante en el país. El derecho a elecciones auténticas ha sido confiscado por un grupo en el poder que ha demostrado no estar dispuesto a la alternabilidad democrática a través de elecciones libres. Para ello se ha debilitado al voto como instrumento de cambio democrático a través de una serie de violaciones a los derechos político electorales de los venezolanos luego de las parlamentarias 2015.
  2. Quiebre institucional.  Las instituciones del estado con la Asamblea Nacional como excepción, se convirtieron en órganos puestos al servicio del partido y la élite gobernante; transformándose, en promotores de la desconfianza y la abstención en las elecciones. En el caso particular del tema electoral se registraron acciones que muestran una evidente parcialización del Poder electoral a favor del partido en el gobierno que llegaron incluso a torcer y desconocer la voluntad popular tal como se vio en el caso del estado Bolívar y Zulia  en el marco de las elecciones de gobernadores 2017.
  3. Voto Libre amenazado. El libre ejercicio del voto se ha visto debilitado por  mecanismos  de control de las políticas de asistencia social del gobierno nacional que supeditan la participación en las contiendas electorales al mantenimiento o continuidad de programas sociales del gobierno nacional, de las que depende la vida de muchos venezolanos, especialmente aquellos que se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad.
  4. Oposición Democrática atomizada. La división en la oposición democrática en torno al uso de la ruta electoral como estrategia para incidir en el cambio político ha sido uno de los factores que ha incidido en la desmotivación sobre el uso efectivo de la ruta electoral como estrategia para el cambio político. Luego de las elecciones parlamentarias 2015, el liderazgo opositor se atomizó en torno a la estrategia para un cambio estructural en Venezuela, hecho que se agudizó tras las elecciones de gobernadores 2017.

4 Datos que evidencian los impactos de la crisis en este terreno sobre la población.

  1. La participación  electoral en Venezuela sufrió una importante caída. De 80 %  de participación en las presidenciales 2013,  llegó a sólo 46% en el proceso de mayo 2018 y a  sólo 27% en el evento más reciente de diciembre 2018. En mayo 2018, Maduro movilizó apenas a la totalidad de su base de apoyo  establecida en poco más de 6 millones de electores. (6.245.862). Es necesario hacer una lectura en cuanto a que durante la crisis económica y social más profunda de nuestra historia y con toda la maquinaria oficial y de coacción a los electores,  la abstención del 20 de mayo 2018 no fue únicamente opositora. También el chavismo se abstuvo y lo hizo masivamente. Rebelándose incluso ante los mecanismos de coerción del régimen como el Carnet de la patria (que dice tener a más de 15 millones carnetizados), Claps, Operación Remate, amenazas de colectivos, entre otros.
  2. De 64 organizaciones con fines políticos en 2017 a la fecha sólo quedan registradas formalmente 21 organizaciones nacionales. De estas 21 organizaciones 10 son afines al oficialismo, dos son de tendencia opositora vinculados a la extinta MUD y ocho son de tendencia opositora o independientes sin pertenecer a la MUD.  El grupo en el poder logró conformar un nuevo ecosistema de partidos en el que los grupos afines al gobierno nacional mantienen su vigencia y los que se oponen son eliminados o anulados, bien sea a través de intervenciones del TSJ, o por acciones del propio CNE y de la ANC disminuyendo a su mínima expresión, la capacidad de los ciudadanos venezolanos para tener una oferta electoral plural y diversa.
  3. En los últimos diez años, el Registro Electoral sufrió un debilitamiento en la frecuencia de inscripción de electores pasando de 20,4 %  entre 1998-99, a sólo  4,2% para el periodo 2016-2019 afectando severamente los derechos de participación de los venezolanos y estancado el RE en poco más de 19 millones de electores durante los últimos 3 años.
  4. De acuerdo a varios estudios de opinión la mayoría de los venezolanos están de acuerdo en la vía electoral como la óptima para resolver la crisis del país. En julio 2018,  Delphos mencionaba que el 48,6 % de la población quería ir a elecciones para resolver el conflicto, mientras que 21,4 % elige una intervención militar, un 15,2 % de la población aspira a un acuerdo entre el gobierno y la oposición, y 5 % prefiere un golpe militar.

Acciones o esfuerzos más importantes para que las lean también por parte de sus organizaciones.

  • Exigir la reconstrucción transparente y el cumplimiento de los derechos político electorales en Venezuela para la celebración de una elección libre posible que garantice la alternancia en el poder y la gobernabilidad en Venezuela.
  • Promover y difundir los roles, deberes y derechos de los electores que permiten la participación de los ciudadanos en las distintas fases del proceso electoral
  • Formarse y capacitarse para la realización de acciones de contraloría ciudadana en las distintas fases del proceso electoral antes, durante y posterior a la realización de los comicios.
  • Realizar acciones de Incidencia en el sistema interamericano y naciones unidas para promover la reconstrucción necesaria de la ruta electoral y de los derechos  político electorales de los venezolanos.
  • Diversos grupos de la sociedad civil estamos participando de forma activa y propositiva con miembros de la Comisión especial de la Asamblea Nacional para la celebración de elecciones libres.  Esto incluye una estrategia para la postulación de ciudadanos para el Comité de Postulaciones Electorales y para el la eventual postulación de rectores.
  • Promoción, ante la comunidad internacional, de acciones y propuestas concretas por parte de la sociedad civil en materia de la reconstrucción de la ruta electoral para el ejercicio de los derechos político electorales, de identidad, de comunicación e información y finalmente para la restauración del derecho a la democracia estable y sólida.
  • Alianza del Diálogo Social con la Red de Observación Electoral Asamblea de Educación y el Observatorio Electoral Venezolano para la capacitación y formación en los distintos roles que puede asumir el ciudadano en el proceso electoral, como miembros de mesa, de juntas electorales o como observador electoral de las diversas opciones que se activen para posibles contiendas electorales.

Los venezolanos creemos y necesitamos una solución política y negociada. hemos aprendido, sin embargo, que una elección por si sola no garantiza la reconstrucción democrática en el país, si la misma no es acompañada por una serie de medidas que garanticen la gobernabilidad y la estabilidad.

Cuando hagamos los análisis de lo sucedido en materia electoral en venezuela debemos también recordar que la principal debilidad del sistema electoral es la baja participación ciudadana y que a nada teme más un régimen autoritario que a los ciudadanos en los centros electorales: votando, vigilando, cuidando, cerrando, auditando.

Comparte

Acciones por la Democracia y la paz en Venezuela. 2019

Video Dia Internacional de la Democracia

Este 15 de septiembre en el Día Internacional de la Democracia, el Observatorio Global de Comunicación y Democracia junto con un grupo de organizaciones que hacen parte del Díalogo Social, dieron inicio a una serie de actividades para recordar que la democracia se ha de centrar en las personas

Este año decidimos conmemorar este día en el que el país nos invita a todos los ciudadanos a organizarnos, articularnos y a unirnos en pro de objetivos comunes, con la variedad y reconocimiento a nuestras múltiples diferencias. 18 organizaciones sociales promueven una serie de actividades para visibilizar los valores democráticos y exigir la reconstrucción democrática en Venezuela.

Activistas de Voto Joven, Provea, Movimiento Ciudadano Dale Letra, Caracas Ciudad Plural, Creemos Alianza Ciudadana, Sinergia, Cepaz, las Piloneras,Instituto Progresista,Labo Ciudadano, Asosaber, Baruta en Movimiento, Todos por el Futuro,  Red de Jóvenes iberoamericanos, Alfa Ciudadana, Caleidoscopio Humano, Red Baruta, y el
Observatorio Global de Comunicación y Democracia nos unimos para realizar diversas acciones el pasado domingo 15 de septiembre, en la Plaza Brión de Chacaito.

Bailando el Sebucan y tejiendo la democracia
Ciudadanos bailando el Palo del Sebucán y tejiendo la democracia
Construyendo tejido democrático
Ciudadanos construyendo el tejido social
Las piloneras nos acompañaron con sus Cantos por la Democracia

La actividad inició con una conmemoración a diversas organizaciones de la sociedad civil por el trabajo realiza para empujar al rescate democrático. Esta iniciativa fue llevada a cabo por la Organización Juvenil VotoJoven. Las organizaciones seleccionadas este año por su impacto local o internacional, fueron: Justicia Encuentro y Perdón, ASEIN, Sustento, El Pitazo, La Red Naranja, Acceso a la Justicia y Defiende Venezuela. Sumando así a 21 organizaciones conmemoradas desde que arrancó esta iniciativa

Durante el resto de la tarde estuvimos realizando diversas actividades ciudadanas con un marco cultural. Desde el palo de sebucan, manto democrático, y el canto de las piloneras. Nos acompañaron talentos locales como Rioss, Jhoseph la Letra, Olympus trap entre otros. Enmarcando toda la actividad en el hilo constitucional del Labo Ciudadano.

Durante la semana, se realizaron diversas actividades entre las que destacamos las del jueves 19 de septiembre; ese día confluyeron tres acciones distintas, la primera la denominada «Birras despolarizadas» promovidas por LaboCiudadano, el Instituto Progresista y Voto Joven. Con el título «Cuál Democracia» un nutrido grupo de ciudadanos se sentaron a discutir sobre los retos de la democracia en Venezuela. Ese mismo día, la plaza Brión de Chacaíto fue punto de encuentro para las «Voces por la democracia, poéticas de la libertad» actividad promovida por el Movimiento Ciudadano Dale Letra y que contó con la participación de los poetas Alfredo Chacón, Ana María Hurtado, Arturo Gutierrez Plaza, Flavia Pesci, Samuel González-Seijas y Gabriela Rosas. La cultura y la poesía llegaron a los que transitaron por la Plaza Brión ese jueves por la tarde. Finalmente, el día 21 de septiembre la organización Asosaber llevó a cabo un cineforo donde promovió los valores democráticos.

Poesía Democrática
Poesía democrática organizada por Dale Letra

El viernes 20 de septiembre, para cerrar la semana de actividades por el Día Internacional de la Democracia, más de 60 organizaciones se unieron a las 12 Acciones por la paz que por tercer año consecutivo organiza Cepaz. En 2019 las 12 Acciones por la Paz están enmarcadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y por 12 días nos invitan a participar y a mostrar nuestro activismo a favor de la paz.

Video promocional 12 Acciones por la Paz 2019 de Cepaz
Comparte

Informe de la Alta Comisionada de la ONU sobre las Violaciones de DDHH en Venezuela

Un informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicado hoy insta al Gobierno de Venezuela a adoptar de inmediato medidas específicas para detener y remediar las graves vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales que se han documentado en el país.

El informe de la Oficina advierte que, si la situación no mejora, continuará el éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país, y empeorarán las condiciones de vida de quienes permanecen en él.

En el informe, que se elaboró a petición del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se afirma que en el último decenio –y especialmente desde 2016- el Gobierno venezolano y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”. Un conjunto de leyes, políticas y prácticas que ha reducido el ámbito democrático, ha desmontado el sistema de control institucional sobre el poder ejecutivo y ha permitido la reiteración de graves violaciones de derechos humanos. En el documento se destaca la repercusión de la profunda crisis económica, que ha privado a la población de los medios necesarios para satisfacer sus derechos fundamentales en materia de alimentación y cuidados médicos, entre otros.

El informe se basa en 558 entrevistas con víctimas y testigos de violaciones de derechos humanos y de la deteriorada situación económica, en Venezuela y otros ocho países, así como en otras fuentes, y abarca el periodo comprendido entre enero de 2018 y mayo de 2019.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, visitó el país del 19 al 21 de junio y sostuvo entrevistas con una amplia gama de figuras políticas, desde el Presidente Nicolás Maduro y otros altos funcionarios del gobierno, hasta el Presidente de la Asamblea Nacional, así como con miembros de la sociedad civil, empresarios, profesores y otros interesados, y también con víctimas y sus familiares. Tras la visita, un equipo de dos oficiales de la Oficina permaneció en el país, en el marco de un acuerdo que les permite prestar asesoramiento y asistencia técnica, y monitorear la situación de derechos humanos.

Informe completo de Michelle Bachelet sobre Venezuela

Representantes de la Sociedad Civil en el dialogo interactivo de Derechos Humanos de la ONU

Feliciano Reyna y Beatriz Borges, activistas por los Derechos Humanos en Venezuela y representante de las ONG Acción Solidaria y CEPAZ. Participaron el viernes 05 de junio en el debate que se llevó a cabo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra.

Como representantes de la sociedad civil, Reyna y Borges describieron como política de Estado la práctica sistemática de la represión, persecución, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, torturas y ejecuciones extrajudiciales contra quienes ejercen sus derechos ciudadanos. Solicitaron al Consejo de DDHH de la ONU designar una Comisión Internacional de Investigación para Venezuela, exhortar a los Estados a dar protección a los refugiados y acelerar una solución política en el país sumido en la peor crisis humanitaria de su historia.

Leer declaraciones completa de Feliciano Reyna

Leer declaraciones completa de Beatriz Borges

Comparte